Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Letanía Lauretana: Kirie Eleison

Letanía Lauretana: Kirie Eleison

Hoy, vísperas de la Inmaculada Concepción de María, quiero comenzar la transcripción de una obra   de 1768 sobre la letanía mariana (1). Trata sobre cada una de las invocaciones, que iré publicando poco a poco, en las principales fiestas marianas y sin prisas, en forma de artículo y con su imagen asociada. El texto, en lenguaje y conceptos del XVIII, trae una explicación de la imagen, el versículo que la acompaña y una meditación sobre la deprecación correspondiente. Los textos entre paréntesis es lo único que es aportación mía, para clarificar, traducir o recalcar algo. Espero les gusten:

 


Esta imagen representa al Santísimo Sacramento colocado en un Altar dedicado a la Santísima Virgen: lo que cada día se acostumbra hacer en las iglesias, y con mucho fundamento. Porque María Santísima es llamada por los Santos Padres, Templo y Altar de Dios; luego es conveniente que Dios se coloque en su Altar. María es Arca del Testamento; luego este Maná Divino debe depositarse en esta Arca. María es campo bendito: luego es mucha razón, que este fruto santísimo aparezca y se deje ver en el campo mariano.

Las alabanzas de María Santísima están el día de hoy tan extendidas por todo el Orbe cristiano, que con toda verdad se puede decir de esta Señora , que de “su alabanza está llena la tierra” (como pone el versículo esta imagen). No hablo de los Oficios Solemnes que fe celebran en sus festividades , las oraciones, rosarios, y otras muchas devociones, que se le tributan; y solo digo que la Letanía Lauretana, que millares de veces se canta solemnemente por los devotos de María, contiene, como en compendio, lo mas excelso y especial de las alabanzas de esta Señora.

El principio de esta Letanía es la palabra “Kyrie Eleison”, que es lo mismo que decir “Señor, ten misericordia”. Porque así como David clamaba en otro tiempo a su Majestad: “Señor, haced misericordia de mi, porque estoy enfermo, de la misma manera todos los pecadores claman a Dios diciendo, Señor, haced misericordia”. Y a la verdad, nuestro amantísimo Dios fe compadecerá en los peligros de cuerpo y de alma de aquellos pecadores, que muchas veces claman á María, diciendo: Ruega por nosotros.

ORACIÓN: Oh Dios mío! Yo sé, y conozco, que no hay peligro mayor que el del alma. Yo sé que el hombre que vive en pecado mortal está pendiente como de un delgado hilo, que quebrado, caerá en un momento precipitado al infierno. Yo sé y conozco ese peligro, y juntamente conozco mi mucha fragilidad y miseria: por lo cual humildemente digo: Señor, haced misericordia de mi, y especialmente guárdame, y defiéndeme de todos los peligros de cuerpo y alma; y para conseguir ciertamente tu piedad y misericordia la pido por medio de María mi Señora, porque a esta Madre jamás puedes negar cosa alguna. Amén.

 


(1)  LETANÍA LAURETANA DE LA VIRGEN SANTISSIMA,
EXPRESADA EN CINCUENTA Y OCHO ESTAMPAS,
e ilustrada con devotas meditaciones y oraciones,
QUE COMPUSO EN LATIN FRANCISCO XAVIER DORNN,
predicador en Fridberg,
Y QUE TRADUJO UN DEVOTO.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

EL AUTOR DEL BLOG -

Ahora eres el doble de tonto, Felixnombrefalso, porque ya lo eras, y mucho, antes de estar por aqui.

Ramón Rabre Jordá -

Pues ahora serás tonto al cuadrado... porque tonto ya eras antes de leerlo.


Hasta pronto.
Ramón.

Para ver otras consultas resueltas: http://preguntasantoral.blogia.com



________________________________
De: Blogia

Felix -

Este articulo parece un poco bobo, como si nos tomaras por tontos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres