Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

El Santo Niño Doctor de los Enfermos

El Santo Niño Doctor de los Enfermos

En el estado de Puebla, muy cercano a la capital de México, se encuentra una población de nombre Tepeaca, lugar famoso por haber sido aquí donde Hernán Cortés escribiera su segunda carta de relación al rey de España. Esta ciudad sigue dando frutos de devoción y amor a Cristo y especialmente en su infancia, como es el caso de la imagen del Santo Niño Doctor de los Enfermos.

Se cuenta que en la ciudad de México una de las religiosas josefinas poseía una bella talla del Niño Jesús, que decidió rifar entre las hermanas de la congregación, saliendo premiada la hermana Carmen Barrios. La imagen fue puesta a veneración primeramente en el hospital Concepción Béistegui, en el cual ayudaban las religiosas josefinas, y en este sitio es donde se le da primeramente el título de “Niño Doctor”. La hermana Carmen fue enviada a servir en el hospital de Tepeaca, recientemente inaugurado, pues el presidente municipal en persona había solicitado la ayuda a la congregación para que atendieran el recinto. Corría el año de 1942 cuando las hermanas llegan a esta localidad, llevando consigo la preciada y venerada imagen, que, como había sucedido en su residencia anterior, comenzó a obrar prodigios a quien afligido recurría a su auxilio, por lo que muchos le comenzaron a llamar también el “Santo Niño del Hospital”.

Tiempo después las religiosas fueron trasladadas a Tehuacán, Puebla y se llevaron consigo la imagen, pero fue reclamada de regreso por los pobladores de Tepeaca quienes se habían encariñado con ella. Hacia 1961 debido a la gran devoción que el pueblo le prodigaba a la imagen se estableció la festividad del "Santo Niño Doctor de los Enfermos" el 30 de abril, fecha en que México festeja el "día del Niño”. Debido a su avanzada edad, la hermana Carmen Barrios se mudó a la casa de la señorita Trinidad Torres, donde siguió siendo venerada la imagen por sus devotos en el oratorio particular de la última, hasta el 5 de julio de 1963, fecha del fallecimiento de la religiosa josefina. Al poco tiempo, para cumplir con la última voluntad de la hermana Carmen, la imagen del Santo Niño fue llevada a un altar lateral en la parroquia de San Francisco de Asís. En este sitio se encuentra hasta el día de hoy, junto a los restos de la que en vida fuera dueña de la imagen.

La preciada imagen mide aproximadamente 75 cm de altura, tiene mejillas sonrosadas y viste una blanca bata de doctor que lleva bordada las palabras Dr. Jesús H.H. J.J. en el bolsillo izquierdo, estas siglas significan el nombre de Jesús (algo similar al JHS o IHS), de la misma forma en que los médicos llevan su nombre en la bata y con la duplicidad de las letras por estética. Lleva su maletín de doctor y su estetoscopio, y en otras ocasiones es vestido como cirujano, completamente de azul; cosa que bellamente nos recuerda que Cristo es el médico de cuerpos y almas, que es el Único remedio de nuestros males y la medicina del espíritu.

Los milagros de este Divino Infante se cuentan por miles, y según se dice, sus mejillas palidecen cuando está ayudando a algún enfermo grave y se sonrosan cuando el enfermo ha sanado. También se cuenta, como suele suceder en muchas de las imágenes de gran devoción, que se le gastan los zapatos porque sale a curar a sus enfermos en las noches, por lo que constantemente se le compra un nuevo par de zapatos, cosa que de todos modos no hace falta pues muchos le son obsequiados a modo de exvotos por los milagros recibidos.

Por: Lic. André Efrén Ordóñez.

Y yo, como siempre, que me gusta apostillar algo cuando el artículo no es mío, primero le doy las gracias a André por su artículo, y luego a comentar algo sobre la imagen. La verdad es que me llama muchísimo la atención (por desconocimiento de la cultura mexicana, claro está), como a una imagen de reciente devoción (40 o 50 años es nada en devociones) le surgen leyendas típicas de siglos pretéritos. Es normal que leyendas como esas de los paseos nocturnos se creyeran en el pasado, muy pasado, y se arrastren hasta hoy como tradiciones, pero me asombra que nazcan en pleno siglo XX, cuando ya es hora de dar a la imagen si justo valor: imagen inanimada que representa, remite a una realidad superior: Dios presente en sus santos.

El título "Salus Infirmorum" existe desde hace mucho en la Iglesia, aunque referido a la Madre de Dios, y lo llevan varias advocaciones marianas, le corresponde plenamente y con más derecho a Cristo.

Y la imagen en sí, pues hay que decir que tiene su encanto, se nota que es una imagen "de belén" sentada y vestida, parece estar en su policromía original, aunque los dedos se notan rehechos sin mucho arte. Probablemente sea una imagen de finales del XIX o principios del XX y de buena factura, cosa que no tienen ni por asomo los cientos de imágenes que pretenden prepresentar esta devoción. Y, por último, es interesante como la identificación se hace con el típico médico visitador, con el maletín cuasi mágico del que sacaban todas las pócimas necesarias, aquellos médicos de antaño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Creaciones Carlos García -

Estás equivocado querido Autor, las siglas H.H.J.J. es la abreviación para Hospital de las Hermanas Jesuitas Josefinas.

André Efrén -

German hace 7 años tuve la suerte de ir a Peru y ver la gran devoción que ustedes tienen por el Niño Jesús,fijate que por desgracia en aquella ocasion aunque visite el templo anexo la casa natal de Santa Rosa estaba cerrada por lo que no pude conocer su interior. Tacho y padre Ángel sobre las siglas ciertamente que también pudiera ser por las Hermanas Josefinas, la cosa es que al ser de acuerdo a las batas de los doctores lo que se ponen son las siglas del nombre del medico, igual seria de ver en el templo de Tepeaca si los encargados son los josefinos y como bien dice Tacho, pertenecia a los josefinos de México fundados por el siervo de Dios José María Vilaseca y la Sierva de Dios la madre Cesarita. Sobre Cristo como salud de los enfermos aqui en México existe una gran cantidad de imágenes de Cristo con titulos sobre la salud, en Morelia se venera el Santo Niño de la Salud, en Zamora, Michoacán, el Señor de la Salud y algunas imágenes más.

Tacho Juàrez Herrera -

Vaya como siempre bello articulo Efren y mas siendo una imagen de mi Puebla jeje las siglas de la bata del Niño es de la Congregacion de los Josefinos de Mexico tanto la rama masculina y Feminina el fundados por el Siervo de Dios Jose Ma. Vilaseca y la monjas por la Sierva de Dios Ma. Cesarita Ruiz Esparza. Saludos a todos

Ángel Luis Estecha González, pbro. -

Y sobre la advocación Salus Infirmorum, referida a la Virgen María, así la veneran las Siervas de María de Santa Soledad Torres Acosta que tienen su Casa Madre en la madrileña Plaza de Chamberí.
Por otra parte, referida a Jesús, las Siervas de Jesús de Santa María Josefa del Corazón de Jesús Sancho de Guerra (con Casa Madre en Bilbao), utilizan la expresión "Cor Iesu, Salus infirmorum", al menos figura esta inscripción sobre la entrada de su capilla en la Comunidad de Cuenca.

Ángel Luis Estecha González, pbro. -

Sobre las siglas HHJJ se me ocurre, ya que la primera poseedora de la imagen fue una religiosa Josefina, ¿no podrían significar Hermanas Josefinas? Por cierto, ¿de qué congregación de Josefinas se trata? En España las más conocidas son las Hijas de San José y las Siervas de San José (ambas fundadas por el P. Botiñá, S.J., las primeras con la M. Isabel y las seguntas con la reciente Santa Bonifacia). También existen las Josefinas Trinitarias del P. Eladio Mozas Santomera, las de San José de Gerona y otras que ahora mismo no recuerdo.

Germàn -

Acà en el Perù, en varios templos coloniales se venera la imagen del Niño Jesùs, todas dandole el tìtulo de "doctorcito". estan urnas en los cruceros o junto a columnas.Les regalan juguetes. Aunque ninguno viste como mèdico,todos estan sentados como el de Puebla, que dicho sea de paso, es una belleza que parece real. En lo que fue la casa de Santa Rosa hay uno con ese titulo, al que, segùn se dice, ella oraba antes de curar a los enfermos. "Yo te curo, Jesùs te sana" decìa a sus pacientes. Este Niño està de pie y con la manito derecha en actitud de bendecir. Felicitaciones Andre por el articulo y gracias por la informacion a Ud. y a Ramòn por la intersante acotaciòn.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres