Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Santos Patronos

Santa Waltrudis para Waltraud

Santa Waltrudis para Waltraud

ESTE BLOG SE REDIRIGIRÁ EN 10 SEGUNDOS A: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

Si este tema sigue interesándote, puedes hacerme una consulta a consultasantoral@gmail.com

Pregunta: Que puedes decirme de los santos: Waltraud, Ronald, German, Adrian. Se que estoy abusando de tu confianza pero son mis sobrinitos y quiero darles una sorpresa.

Respuesta: No abusas, mujer... para algo me he metido en estos berenjenales de responder a preguntas. Ojalá fuesen todas como estas. Por ahora vamos a complacer a Waltraud, que los demás, a su tiempo: 

Santa Waltrudis (Valtrude, Waldetrudis, Waldtraut, Woutruide) de Mons, abadesa. 9 de abril, 12 de agosto (traslación de la cabeza),  3 de febrero (invención de las reliquias),  2 de noviembre (canonización).

Esta santa forma parte de una familia de santos, tan típicas en la época medieval. Familias nobles y piadosas que donaban tierras a la Iglesia, construían monasterios para profesar en ellos y muchas veces dirigirlos. En torno a estos santos han surgido leyendas, confusiones, parentezcos irreales. Y en esta familia no deja de haberlo.

Santa Waltrudis nació a principios del siglo VII, hija de San Walbert (11 de mayo), gobernador del distrito de Sambre et Meuse, y de la princesa Santa Bertilia (18 de septiembre). Fue prima fue Santa Aya (18 de abril), mujer de San Hidulfo de Lotharingen (23 de junio). Su hermana fue Santa Aldegundis de Meubeuge (30 de enero).

Muy joven se casó con San Madelgario (14 de julio y lunes de Pentecostés), funcionario de la corte del rey San Dagoberto I de Austrasia (9 de marzo). La leyenda dice que al volver de una misión diplomática en Irlanda, Madelgario se trajo como misioneros a los monjes San Fursey (16 de enero) y San Ultan (2 de mayo). En fin, que Waltrudis y Madelgario tuvieron cuatro hijos, santos también: San Landeric de Metz, obispo (17 de abril); San Dentelin (14 de julio) que murió poco después de su bautismo (1), Santa Madelberta de Meubeuge, abadesa (7 de septiembre) y Santa Aldetrudis de Meubeuge, abadesa (25 de febrero).

Aún siendo pequeñas sus hijas, ambos decidieron vivir en continencia sexual y hacer vida monástica. Madelgario, con el consejo de San Auberto de Cambray ( 13 de febrero en Cambrai y Arras; 13 y 15, en Gante, de diciembre), se retiró al monasterio en Haumont, y al profesar cambió su nombre por Vicente. En 653, fundó otro monasterio en Soignies, donde antes de morir dejó como abad a su hijo Landeric, futuro obispo de Metz, según la leyenda (2). Es patrono de Soignies, donde tiene una basílica y reposaban sus reliquias hasta la Revolución Francesa, aunque se veneran unas supuestas reliquias que habrían sido salvadas e "inventadas" (nunca mejor dicho) en 1803.

Al quedar libre, Waltrudis puso a sus hijas al cuidado y educación de su hermana Aldegunda, en Meubeuge, donde la sucederían como abadesa (ver nota 2).En este tiempo tuvo una visión en la que San Géry, o Gauderico, de Cambrai (11 de agosto), le entregaba un cáliz, exhortándola a que no desfalleciera en el camino de la perfeccion que había comanzado, e invitándola a que renunciara al mundo definitivamente.Se le ocurrió contar esta visión a algunos, lo que le logró muchas burlas, y fama de loca y visionaria, hasta de borracha (por lo del cáliz). Se decía que era una loca, al dejar a los hijos, que sus penitencias eran falsas y su oración solo pereza. Pero todo esto le sirvió para ejercer su humildad, caridad y paciencia. Dos años duró este tormento, hasta que su confesor San Ghislain (1 de junio y 10 de octubre) le aconsejó se retirara como ermitaña. En el monte Castriloc, San Hidulfo le construyó una casa suntuosa, pero la santa no quiso vivir en ella y Dios envió un huracán dejó el palacete en ruinas. Así que hizo lo mandado: una pequeña celda anexa a una ermita, con un ventanillo a altar y otro al exterior por donde recibir limosnas y hablar. Allí se emparedó luego recibir el velo de manos de San Auberto. Redobló su vida de ayuno, penitencias y oración. Tuvo tentaciones contra la soledad y la clausura que combatió con la oración y la perseverancia.

Al tiempo, se expandió la fama de su santidad por sus revelaciones, caridad y don de conciencias. Comenzó a ser consejera de nobles, obispos y religiosos y de doncellas que buscaban la perfección inspiradas en su forma de vida, por lo que terminó la paz de su retiro. Así, a los dos o tres años, la celdilla se convirtió en un monasterio lleno de santas vocaciones (3) (En la imagen, el paso de la ermita al monasterio). Cuenta la leyenda que, en una ocasión, habiendo salido a pasear al campo las monjas, al regresar al monasterio, lo hallaron cerrado y que Waltrudis hizo una oración y las puertas se abrieron. En otra ocasión, estando en oracion supo que tanto ella como su familia tenían el cielo asegurado. Finalmente, después de una vida meritoria, murió el 9 de abril de 686 ó 688, después de treinta años de abadesa y cerca de los sesenta de edad.  

En 727, el obispo San Humberto de Tongeren (15 de marzo y 3 de noviembre) la canonizó. En el siglo IX una monja de Mons, escribió su vida, legendaria, claro está. Sus reliquias descansan en Bergen, en una bellísima arca dorada. Allí se realiza una vistosa procesión en una carroza barroca. Es patrona de la ciudad de Mons, de los niños pequeños, contra las tormentas y heladas. Sus atributos son el báculo abacial, una maqueta de iglesia y un cáliz.


(1) Estos dos hijos santos, son un ejemplo de una canonizacion grupal, por el simple hecho de pertenecer al grupo. De Landeric hay que decir que todo lo que de él se sabe es legendario y ni siquiera aparece en los episcopologios de Metz. Al parecer lo asociaron a Waltrudis para darle orígenes ilustres y santos. Y de Dentelin, niño pequeño, canonizado solo por tener padres tales. Algo parecido se intentó en el siglo XX cuando algunos pretendieron la canonización en grupo de las Hermanas Martin.

(2) Cosa esta normal en la Edad Media. Muchas veces la dignidad abacial estaba en posesión de personas de familias nobles y se heredaba de un pariente a otro, era su pequeño feudo. Poe ejemplo, Pío IV nombró abad de un monasterio a su sobrino San Carlos Borromeo (4 de noviembre), con solo 12 años de edad. En esta familia del artúculo lo vemos dos veces: Landeric "hereda" a su padre, Aldetrudis a su tía. Esto permitía dar estabilidad, prestigio y defensa al monasterio. Nadie osaba atacar, robar o litigar con un monasterio regido por una pariente o protegida de un rey o el emperador.

(3) Monjas nobles de sangre y letradas fue lo que caracterizó durante siglos al monasterio, que con el tiempo pasaron a ser canonesas, cuya abadesa tenía poderes de jurisdicción canónicos y civiles. A base de donaciones y compras, se establecieron tierras de labranza, comercios, granjas, lo que dio pie a una gran ciudad: Haynaut (Mons). Donde el monasterio siempre tuvo influencia espiritual e intelectual, por la devoción que atraían las reliquias de Waltrudis.

ESTE BLOG SE REDIRIGIRÁ EN 10 SEGUNDOS A: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

Si este tema sigue interesándote, puedes hacerme una consulta a consultasantoral@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

San Blas para el otorrinolaringólogo

San Blas para el otorrinolaringólogo

Pregunta: Hola Ramón! una pregunta resulta que tengo una prima casada con un medico otorrinolaringólogo y desea saber el nombre del santo patrón de esos médicos para ponerle a la clínica que van a abrir y quiere ponerla bajo el patrocinio de ese santo pero no sabemos quien es! nos puedes ayudar en eso? buen tema para tu blog! Bendiciones amigo!

Respuesta: Hola! Espero poder ayudarte, como buenamente pueda. Espero que a los demás también les parezca buen tema. Patrón de esos asuntos, el más conocido es San Blas, pero hay otros patronos, mayormente locales y reducidos. Más adelante los enumero, por ahora, veamos algo de Blas:

San Blas de Sebaste, obispo y mártir. 3 de febrero, 11 y 15 de febrero (Iglesia Oriental) y 22 de febrero (Iglesia Ortodoxa Griega).
Hay que decir de San Blas que, a pesar de ser tan venerado, no hay testimonios documentales confiables, solo leyendas y tradiciones. Unas dicen que Blas se retiró a la soledad, cansado de la carga del episcopado, y otras dicen que fue huyendo de la persecución del emperador Licinio y otras que de Diocleciano. Allí vivió en paz en su gruta con los animales salvajes, incluso sanó a algunos, como al león al que sacó una espina (1). En una ocasión, los soldados fueron a los montes a cazar animales salvajes para el circo, pero no hallaron ninguno. Encontraron la cueva del santo, y allí estaban los animales, protegiéndose y protegiéndole, mientras Blas permanecía en oración. Los soldados pensaron que sería un mago poderoso, al verlo entre las mansas bestias, y fueron adonde el gobernador a decirle. Este supuso que sería cristiano y lo mandó apresar. En este transito, entre la prisión y el martirio se narran las tres leyendas que han conformado el culto, los patronatos y la iconografía del santo:

El atragantamiento:
Cuando le llevaban a la ciudad, una mujer se acercó con un niño con una espina atragantada, y le pidio al santo lo salvase. Este le impuso las manos y el niño arrojó la espina. En la imagen, la talla que se venera en Viveiro, Lugo, donde el niño se agarra la garganta y hasta encoge el pie de dolor, pidiendo la ayuda del santo.

El cerdo y la velas:
Una pobre mujer llegó al santo a quejarse que un lobo le había robado (robado, no comido!) su unico cerdo. El santo le dijo: "No te entristezcas. Recibirás de nuevo tu cerdo". En ese momento, el lobo apareció y devolvió al gorrino. Ya en prisión, esta buena mujer fue a la cárcel a visitar al santo y, habiendo matado su cerdo, le llevó la cabeza, las patas, pan y una vela para ilumnarse. Blas le dijo: "Debes hacer que en la iglesia que se me dedicará luego de mi martirio, cada año se hagan ofrendas de velas. Quien lo haga será bendecido". Así lo hizo la mujer y vivió rica y feliz.

Luego de estos y otros episodios legendarios, el santo fue torturado con las típicas torturas de las actas: ahogamiento fallido, estiramiento, rasgamiento con garfios de hierro (2), golpeado de un mazazo y, finalmente, decapitado en compañía de dos niños y siete mujeres. Y allá, en el monte, los animales lloraron y aullaron junto a la cueva abandonada.

Culto:
En realidad, más interesante que la "vida" es el culto e iconografía de San Blas. Iglesias y altares
dedicados no le faltan en muchos países y ciudades. Reliquias, presumiblemente falsas, abundan en todo el mundo, aunque las más importantes están en Maratea desde el siglo VIII; otras en Croacia, y en Roma, donde con la tráquea se bendice a los devotos el día de su fiesta. Otras están en la abadía de San Blas de Seldenbüren, desde el siglo X adonde fueron llevadas por San Regiberto (29 de diciembre). Otras reliquias hay en Rumbeke, Holanda, donde los cardadores celebraban peregrinaciones y mercado el 3 de febrero. Una urna en Agliate de Carate contiene trozos de huesos.

La festividad de San Blas era y es aún celebrada con solemnidades y devociones propias de cada sitio. En el siglo XIII, por ejemplo, en Oxford se marca como día festivo y se prohíbe el trabajo y se inicia la costumbre de encender hogueras en las colinas a partir de un cirio bendecido en su fiesta (la proximidad con el día de la Candelaria es vital, a la hora de relacionarlo con el fuego). En Bradford, cada cinco años se celebra, aún hoy, un festival y feria, el día de San Blas. En algunos lugares de la Europa eslava se bendicen las semillas que se sembrarán ese año. En América se usa el “cordón de San Blas”, que se bendice y se pone al cuello; y la bendición de las gargantas con las velas cruzadas. Esta se hace (en mi pueblo!) con dos cirios cruzados, apoyándolos en los hombros, mientras el sacerdote traza la señal de la cruz por en medio de las velas y dice: "Por la intercesión de San Blas que Dios te guarde de todas las enfermedades de garganta y todos los males. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén" (3).

Patronatos:
 
San Blas es uno de los 14 Santos Auxiliares, y sus patronatos extensos, aunque la mayoría piense que se suscriben solo a la garganta. Es una muestra más de como los patronatos no son exclusivos ni excluyentes, como tantas veces he dicho ya en el blog. Dependen de las épocas, los sitios, las lenguas, la iconografía, las tradiciones, la devoción popular, ect. Una pequeña muestra de para cuantas cosas y profesiones, invocar al santo:

1. Ahogamientos y atragantamientos, sobre todo de niños. Cuando un niño se atraganta, se suele decir "San Blas, pásale por detrás", o "San Blas bendito, que se ahoga este angelito".
2. Todos los males de garganta y respiratorios, además, por las anginas de pecho, amigdalitis, dolor de muelas, tos ferina.
3. Enfermedades de la piel
(por los desgarramientos de la piel), como ampollas, impétigos, dermatitis, quemaduras, úlceras, eczemas.
4. Dolores de cabeza (fue decapitado, y para este mal, se invoca generalmente a santos que hayan padecido este martirio).
5. Dolores de estómago, hinchazones, fiebres, picaduras de serpientes, las enfermedades del ganado, hidropesía.
6.
Males de la vejiga, por asociación: la palabra "vejiga" se pronuncia "blase" en alemán.
7.
Contra las enfermedades de los caballos, cerdos y en general, de toda clase de animales (es el San Antonio Abad de varios sitios, ya que se bendicen animales el 3 de febrero).
8. Médicos (hay tradiciones dicen que lo era, tal vez porque curaba animales)
9. Cardadores y comerciantes de lana, t
ejedores, sastres (por los peines).
10. Sombrereros, zapateros, curtidores, carniceros también lo tienen por patrón (lo de las patas y cabeza del cerdo).
11. Yeseros, canteros, albañiles, carpinteros (por lo de la maza y el golpe en la cabeza).

Iconografía:
San Blas, siempre aparecerá como obispo, y sus atributos, además de los episcopales (mitra, báculo, capa, libro), son la palma, las velas cruzadas (o una sola) y el peine de cardar. También le son típicos el león y el cerdo (en algunas pinturas, se recrean varios animales salvajes y pájaros), y menos frecuentes son la espada y el cuerno de caza (esto último en zonas alemanas). En pinturas y frescos, el milagro de la espina atravesada es uno de los más representados, por el extendido patronato sobre las gargantas. En Dubrovnik, ciudad que le es muy devota y de donde es patrón, sus imágenes suelen llevar la maqueta de la ciudad, pues dice la leyenda que Blas se apareció a un sacerdote para advertir de la pronta invasión de los venecianos sobre la ciudad.

Y, visto San Blas, como te decía, también tenemos otros santos para el tema boca-nariz-oídos:

Garganta y vías respiratorias:
San Nicecio de Lyon, obispo. Dejó mudo a un diácono poseído por el diablo, mientras cantaba los salmos en su monasterio. Invocado contra la afonía. 2 de abril.

San Marculfo de Nanteuil, obispo: En la Edad Media, luego de sanar a un rey de Francia de bocio y escrófulas, es patrón de ambas cosas. 1 de mayo.

San Silvestre, papa: Invocado contra los atragantamientos, puesto que Tarquino, que iba a apresarle, murió la noche antes atragantado con una espina de pescado. 31 diciembre y 2 de enero.

Santa Godeleva de Gistel, virgen y mártir: Invocada contra el dolor de garganta y las fiebres, por haber sido estrangulada con una tela. 6 de julio.

Santa Lucía, virgen y mártir: por aparecer muchas veces en su iconografía con la garganta atravesada con una espada. 13 de diciembre.

San Alejandro I, papa: Sanó de la garganta a Santa Balbina (31 de marzo), hija de San Quirino.

Santa Winefrida de Holywell, virgen y mártir: Un pretendiente obsesionado, le atravesó la garganta y donde cayó la sangre brotó una fuente. Es costrumbre beber de esa agua para aliviar los males de garganta. 3 de noviembre.

Santa Sura de Dordrecht, virgen y mártir: Se le invoca contra el dolor de garganta por haber sido degollada con un cuchillo de pescado. 10 de febrero.

Y, en general, todos los santos que hayan padecido estrangulamiento o degollación.

Oídos:
San Meriadec de Vannes, obispo: contra el dolor de oídos, para mejorar la audición y contra la sordera, porque sanó a una sorda poniendola bajo una campana y haciéndola tocar. 7 de junio.

San Quirino de Neuss, mártir: dolores de oídos, además de la garganta, por lo dicho arriba de su hija. 30 de marzo y 30 de abril (traslación de las reliquias).

San Cornelio, papa: contra el dolor de oídos, además de contra la gota, el reumatismo, los tics y las enfermedades nerviosas, tos ferina, y la muerte súbita.

San Heinrich de Riedenburg, conde, eremita: contra la sordera y dolor de oídos, pues sanó a un sordo al sonar la campanilla de su cayado. 15 de mayo.

San Venancio de Camerino, niño mártir: invocado contra los dolores de oído. 18 de mayo.

Santa Trahamunda de Pontevedra, virgen: Se le invoca contra la sordera y dolores de oídos. 14 de noviembre.

Santos Nabor y Félix de Milán, mártires: invocados contra el dolor de oído, y para los niños que tienen dificultad para aprender a caminar. 12 de julio.

San Diboan o Thibon de Bretaña, ermitaño: En Meslan es especialmente venerado como un sanador de dolores de oído. Hay una fuente, con su imagen que tiene una mano en la oreja, en la que los peregrinos enfermos meten un dedo y dejan caer una gota de agua en el oído. 28 de enero. 


(1) Esta leyenda se dice también de San Jerónimo, que a su vez, es una leyenda de San Gerásimo.
(2) Los típicos garfios de hierro usados para rasgar el cuerpo, y que padecieron otros mártires, en el caso de San Blas, la iconografía se ha encargado de convertirlos en peines de cardar lana.
(3) Es muy curioso que muchas imágenes o estampas reproducen al santo realizando perfectamente este gesto litúrgico, muy posterior al santo, sobre el niño atragantado o sobre el pueblo en general.

San Urbano I, papa, mártir y patrón de los borrachos.

San Urbano I, papa, mártir y patrón de los borrachos.

Pregunta: ¿Y por qué es patrón de los borrachos?, ¿quién hizo tal declaratoria?   

Respuesta: Esta pregunta, sobre San Urbano, viene de Facebook, donde algunos amigos tenemos conversaciones sobre santos. Aunque parte de un error por mi parte, por confundir al Beato Urbano V con San Urbano I. Y vistos los antecedentes, vamos al lío. El patrón de los borrachos es:

San Urbano I, papa y mártir. 19 y 25 de mayo.
(Tomo datos del Lives of Saints, Acta Sanctorum y “Les Vies de les Saints”)


Vida, leyenda y martirio.
Según el Liber Pontificalis, Urbano era romano de nacimiento y fue elegido como sucesor de San Calixto (14 de octubre) y le sucedió San Ponciano (13 de agosto). En su pontificado hubo cierta paz, pues la familia imperial toleró el cristianismo junto al paganismo, incluso mezclando ritos. Urbano reclamó propiedades pertenecientes a la iglesia, que habían sido confiscadas (1). Y prohibió el uso de cálices de vidrio, que había permitido el papa San Ceferino (20 de diciembre). Y poco más.

Las actas ficticias de Santa Cecilia (22 de noviembre), San Valeriano (3 de noviembre) y San Tiburcio (14 de abril), Urbano fue quien bautizó a estos dos, luego de instruirles en la fe cristiana. Asimismo enterró sus cuerpos en las catacumbas. Las actas continúan diciendo que al ser apresado, se negó a sacrificar a los dioses, y que al hacer su oración cayó la estatua del dios pagano, matando a 22 sacerdotes. La probable causa de su asociación con la mártir Cecilia, la insinúan las mismas actas, que dicen que Urbano fue acusado por el tribuno de quedarse con las propiedades de Santa Cecilia, a lo que él respondió “Todo ha sido dado a los pobres”. Y como dije arriba, sí consta históricamente su defensa de los bienes expropiados a la iglesia y a los cristianos. Sabido es que las actas relacionan a mártires menos conocidos con mártires prestigiosos solo para dar realce a los primeros.

En fin, que sufrió diversos martirios, como el apaleamiento, fue arrojado a la cárcel, donde convirtió a su carcelero, San Anulino (18 de mayo) hasta que al final fue decapitado, por orden del prefecto Turcio Almaquio, reinando Alejandro Severo. Su cuerpo fue enterrado por Marmenia, devota dama de la Gens Armenia, de Comana en Capadocia, establecidas en Roma.

Patronato sobre los borrachos.
Hasta aquí, en la vida o leyenda, nada le relaciona con la bebida. Pero hay dos causas fundamentales: La primera es su culto y, como suele pasar, la relación de este con la naturaleza, la cosecha y las estaciones. Nace este patronato en Alemania, en las regiones vinícolas. Durante la Edad Media, el 25 de mayo se celebraba el primer festival de la primavera, luego de los días de los santos de frío (del 11 al 14 de mayo). Y que santo se celebraba ese día? Pues San Urbano I, así que le tocó patrocinar estos festivales y, por extensión, la vendimia, los viñedos, los viticultores y toneleros, y todo lo relacionado con el vino (embriagados incluidos). Su imagen se ponía en viñedos y se sumergía en barricas de vino para bendecirlo. En la imagen que os pongo, de un vidriera, se ve al santo en medio de un viñedo y un querubín ofreciéndole un cáliz de vino (cual Baco cristiano). Con el tiempo y debido a las lluvias de mayo-junio, comenzó también a ser patrono contra heladas, tormentas truenos y relámpagos (1).

La segunda causa es la probable confusión con San Urbano de Langrés (2 de abril), protector de los viñedos en esta región.

En la iconografía, San Urbano I es reconocible su imagen pues junto a los hábitos papales, suele llevar una espada, un tonel o un racimo de uvas.

 


(1) Otra leyenda dice que ahuyentó una tormenta que amenazaba Roma.

 

San Luis Gonzaga y el sida

San Luis Gonzaga y el sida

Pregunta: Dentro de poco es el día mundial contra el Sida y recién me enteré que San Luis Gonzaga, del que se muy poco, es el patrono contra esta enfermedad, y no entiendo por que, si el no lo padeció, ni existía el sida en su época. Espero puedas responderme. Gracias.

Respuesta: Hola. Primero tenemos que saber que a un santo no siempre se le da un patronato porque haya padecido algo parecido a una enfermedad, o haya practicado un oficio. Muchas veces sí, pero no siempre es así. En ocasiones es por asociación, iconografía, y hasta por error. Lee aquí: ¿Como se elige un Santo Patrón?

No importa entonces que San Luis no haya padecido sida, para que pueda proteger a los enfermos de esta enfermedad. Tampoco importa que en su tiempo el sida ni se pensara, existe hoy y es hoy cuando San Luis intercede por ellos. Los santos viven junto a Dios y este permanece siempre, aunque hayan vivido hace siglos en la tierra, su obra y protección continua hoy en la gloria, ven a Dios, conocen sus intenciones, las nuestras y por ellas ruegan. Así como no existía el sida en tiempos de San Luis, tampoco existían los cosmonautas en tiempo de San José de Cupertino y no por eso se van a quedar fuera de tener un protector. ¿Que es lo verdaderamente importante? Pues que la presencia de Dios, la esperanza y el consuelo de la fe, llenen cada espacio de la vida del cristiano, y para eso está la protección de los santos, para acompañar esos espacios, momentos o dolores de la vida. Y, visto esto, por que se escogió a San Luis Gonzaga? Pues vemos un extracto de su vida:

San Luis Gonzaga, novicio jesuita. 21 de junio.
Hay que decir que cuando se lee algo de su vida, se entiende por qué no es un santo popular. Si santidad es difícilmente aceptable, su estilo de vida parece de otros siglos, de otro mundo. Luis nació en 1568, en Lombardía, en una familia prominente y muy influyente en la corte Felipe II. Desde niño vivió en ambientes militares, cuarteles, cuadras y sus juguetes fueron las armas. Y a esto quería destinarle su padre, hacerlo un buen soldado y que alcanzara honor y fama como soldado. Su primer encuentro con la pureza sucedió ahí: repetía las palabrotas y frases de los soldados, sin entenderlas del todo. Bastó que su tutor le reprendiera severamente, para que Luis se avergonzara, y tanto, que durante toda su vida lloró amargamente aquel “pecado horrible”.

A los siete años ya comenzó una vida muy seria de piedad: Recitaba a diario el Oficio Parvo, y otras devociones, siempre de rodillas. A los nueve años, en Florencia, donde estudiaba con sus hermanos, hizo voto de virginidad ante una imagen de la Virgen María. A los trece años recibió la Primera Comunión de manos de San Carlos Borromeo. En medio de la corte, era una referencia constante al buen ejemplo, a la vida cristiana y la caridad. Y esto, por sus rigurosas disciplinas, como ayunar tres días a la semana, flagelarse con una correa de perros, rezar siempre de rodillas, no encender jamás el fuego, por frío que hubiera. De sus penitencias, por la que es más conocido haciéndolo un santo poco amable, fue jamás mirar a una mujer, ni su madre; solo a la Virgen María en sus imágenes.

Durante una dolorosa enfermedad renal, de la que sanó tarde y mal, se aficionó a leer libros de Vidas de Santos (como Santa Teresa o San Ignacio) y el famoso “Las cartas de Indias”, que narraban la vida misionera de los jesuitas. Y se despertó su vocación al sacerdocio, en la Compañía de Jesús y su primera acción fue dedicarse a enseñar el catecismo a los niños pobres. Trasladado con su hermano a Madrid, como pajes del Príncipe de Asturias, continuó su vida de piedad, mortificación y caridad. Allí, el 15 de agosto de 1583, en la iglesia de los jesuitas, oyó claramente una voz que le decía: “Luis, ingresa en la Compañía de Jesús”. Su madre apoyó enseguida su vocación, pero su padre… mandó le azotaran hasta que desistiera de su idea. Después de mucha batalla que no voy a contar aquí, intercesión de nobles, parientes, clérigos, etc., su padre dio el consentimiento y escribió al General Jesuita, Claudio Aqquaviva. “Os envío lo que más amo en el mundo, un hijo en el cual toda la familia tenía puestas sus esperanzas”.

En 1585, ingresó al noviciado, pero sus penitencias y ayunos le habían estropeado la salud para siempre. Su vida de penitencia se moderó al punto justo, según la época, así como sus horas de oración. En Roma ocupó como celda un hueco bajo una escalera, sin más ventana que una claraboya. Servía en la cocina, fregaba los suelos y era el último de todos. En ocasiones se le vio en éxtasis durante varias horas, con el rostro resplandeciente mientras meditaba en la misericordia y justicia de Dios, su tema favorito de oración.

En 1591 la peste asoló Roma y los jesuitas abrieron un hospital improvisado, donde los religiosos asistían a los enfermos. Luis tomó la tarea de limosnero y luego la de asistir y consolar a los moribundos, limpiando sus llagas, y preparándoles a bien morir. Contrajo la enfermedad luego de cargar sobre sus espaldas a un enfermo que había encontrado solo en la calle. Quedó a las puertas de la muerte, pero sanó, aunque no del todo y, tres mese más tarde, las fiebres le redujeron a la agonía. Cuando podía, se levantaba a besar el crucifijo. Su confesor fue San Roberto Bellarmino, que le alentaba a confiar en Dios y a que no pasaría el purgatorio. El 20 de junio de 1591, recibió la extremaunción, besó el crucifijo, y, a medianoche, dijo “Jesús” y falleció. Sus reliquias están en la iglesia de San Ignacio de Roma. Fue beatificado en 1605. En 1726 fue canonizado por Benedicto XIII, que lo nombró protector de estudiantes y novicios jesuitas. Pío XI lo proclamó patrón de la juventud cristiana.

Patrono de los enfermos de sida:
En 1991, por las celebraciones por el IV centenario de la muerte de Luis, Juan Pablo II lo proclamó patrón de los enfermos de sida, “la peste moderna”.Y esto, por que? Pues las palabras del papa fueron claras: “por su gran misericordia se dedicó a los enfermos de peste en Roma, en aquel tiempo. Fue así como se contagió y murió tan joven”. O sea, es su caridad, la asistencia a los enfermos, el motivo principal. Ahora, también está la figura de Luis, como santo amante de la pureza y la castidad, lo que también ha sido valorado a la hora de elegir el patronato. Conocido es que el sida se trasmite, principalmente, por las relaciones sexuales, aunque existan otras vías. Y dentro de la vía sexual, son claros factores de riesgo la promiscuidad, la no protección, y el no tener pareja estable. Es ahí donde surge la figura de Luis, como ejemplo de joven casto y que lucha contra el mundo que le rodea. Es el mensaje de la Iglesia frente al contagio del sida: castidad, compromiso, verdadera educación sexual basada no tanto en la información, sino en la formación afectiva. Sabe la Iglesia lo que hace falta: pues más de la mitad de los enfermos de sida del mundo que aún permanecen en sanatorios, están atentidos por religiosos, los tienen cerca.

Afirmaciones exageradas y oportunistas comparan el sida con la peste, como castigos de Dios al mundo pecador, repitiendo la misma ignorancia del siglo XVI. Pero esa no es la intención de la Iglesia al proponer a Luis como patrón de los enfermos de sida, ya que también es patrón de los enfermos que se han contagiado por otras vías, como una transfusión de sangre. No son los enfermos de sida ni más pecadores ni más merecedores de su “castigo” que los que estamos sanos.

El patronato de San Luis, como los demás, está por encima de la forma de vida, o la causa de la enfermedad. Es protección, consuelo y ejemplo.

Para los melancólicos, Santa Petronila

Para los melancólicos, Santa Petronila

A raíz de una conversación de facebook, surgió la pregunta sobre el santo "para la depresión". Aunque para los problemas psiquiátricos se invoca desde hace siglos a Santa Dympna, para las causas de la melancolía y la depresión, tenemos a:

Santa Petronila de Roma, virgen. 31 de mayo.
Aunque lo que se "sabe" de Santa Petronila no es más que una leyenda falsa, su existencia es real, sin duda alguna. Es una de las santas de catacumbas con leyendas inventadas (al estilo de Martina o Filomena) más antiguas que hay.

Su tumba se encontraba en las catacumbas de Domitina, donde ya aparece representada como intercesora (brazos abiertos y elevados), en un fresco de finales del siglo IV, lo cual indica que es una persona real y que ya en esta época contaba con devoción, y no poca, para ser representada. La fecha exacta de su vida no se conoce, porque podría ser entre el siglo II y el IV. Estuvo enterrada en las catacumbas hasta el siglo VIII, en que sus huesos fueron trasladados a la basílica de San Pedro, en Roma, donde tiene su propio altar y ha permanecido hasta hoy, a pesar de los continuos cambios y edificaciones de dicha basílica. Es en esta época del traslado en que se forja la leyenda, sin fundamento alguno, en que era hija de San Pedro (1) y junto a él se había trasladado a Roma. 

Recogen su nombre los martirologios: Romano, los de Usuardo, Adon, Notker y las Actas (falsas) de Santos Nereo y Aquiles (12 de mayo). La leyenda, ampliada por el Beato Santiago La Vorágine (13 de julio), dice que era hija del Apóstol San Pedro ( 22 de febrero, 29 de junio, 1 de agosto y 18 de noviembre), cosa que nace del parecido de los nombres, pero más allá de esto no tiene sustento. Pues según estas historias, Petronila era muy hermosa, y una cristiana tibia, y padecía de fiebres. En una ocasión que Tito (26 de enero) visitó a Pedro, le preguntó como si él sanaba a los enfermos (incluso a su suegra, que no es poco) como es que no sanaba a Petronila. Pedro respondió que "es lo que a Dios conviene", pero aún así, para demostrar que él sí podía sanarla, le dijo a la hija "Levántate, Petronila, ven a servirnos". Así fue, la joven sanó, cocinó y sirvió a los apóstoles y al terminar, Pedro le dijo: "Petronila, vuelve a la cama". E inmediatamente, le volvieron las fiebres. Pedro le devolvió la salud completamente. La verdad, no es una leyenda que deje muy bien parado a San Pedro... Otras versiones dicen que, una vez que Petronila sanó su alma, haciéndola perfecta, por el sufrimiento y la oración, se curó su cuerpo.

Ya en Roma y habiendo hecho un voto de virginidad, fue solicitada por un noble llamado Flaco, que la pidió en matrimonio. Petronila le respondió: "Si quieres casarte conmigo, envíame un cortejo de vírgenes que me acompañen a tu casa". Al llegar junto a ellas estas vírgenes, Petronila comenzó unos días de ayuno y oración, acompañados de una gran tristeza por tener que casarse sin quererlo (no nos dicen que San Pedro la obligara a ello). Así fue tal su melancolía que, habiendo comulgado murió.

En realidad estamos ante un símbolo catequético: La vida antes de la conversión, es imperfecta, está "enferma". Solo cuando Petronila cree, se cura, halla la plenitud. El término "levántate" retrae a más de un pasaje bíblico en que la persona "se pone en pie" (el muerto de Naím, la pecadora, el paralítico) y su vida cambia. En este caso, es calcado del pasaje en el que Pedro sana a su suegra, que se puso a servir a los discípulos. Y la segunda parte de la leyenda, sobre la virginidad, pues es una más entre tantas leyendas que oponen virginidad a matrimonio con un pagano: virtud contra pecado.

Santa Petronila, a pesar de su indudable existencia y su leyenda, no ha gozado de una excesiva devoción en el mundo devoto cristiano. Si acaso su fiesta es celebrada en ambientes rurales del norte de Europa y Francia por la coincidencia con el término de la cosecha, la temporada de lluvias, y el inicio de la época estival; razones por lasque tambien su nombre forma parte del refranero popular de estas regiones. Pero podría haber sido cualquiera que se festejara el 31 de mayo. Es patrona de Roma, los peregrinos y los viajeros. Se invoca contra la fiebre, y la melancolía.

 


(1) Algunos dicen que sería hija espiritual, pero tiene el mismo fundamento: ninguno. El problema de la filiación no está en la consanguinidad, sino en las diferentes épocas en que vivieron ambos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

San Germán, para el amigo Germán

San Germán, para el amigo Germán

Pregunta: De los Germanes, poco se. Solo algo del de Auxerre y el de Constantinopla, que se que lucho contra los iconoclastas.A ver si algun dia me dedicas unas lineas a mis santos Germanes,,, jejejeje. Gracias! Un abrazo!!!

Respuesta: Pues ya lo tienes aquí, Germán. Que menos, que eres un buen lector y buen amigo!!:

San Germán de Alejandría, presbítero y mártir con Prósdoco y Valentino, diáconos. 29 de abril.
San Germán de Auxerre, obispo. 31 de julio.
San Germán de Cádiz, mártir con Servando. 23 de octubre.
San Germán de Capadocia, mártir con los santos Teófilo y Cirilo.3 de noviembre.
San Germán de Capua, obispo. 30 de octubre.
San Germán de Cesarea, mártir con los santos Antonino, Nicéforo, Zebina y Mánatas. 13 de noviembre.
San Germán de Constantinopla, obispo. 12 de mayo.
San Germán de Granfeld, abad y mártir con su prior Randoald. 21 de febrero (en la imagen).
San Germán (Jaarman) de Man, obispo. 3 de julio.
San Germán de París, abad y obispo. 28 de mayo.
San Germán de Talloires, abad. 28 de octubre.
San Germán Svjazsk de Kazan, arzobispo. 6 de noviembre.

Beato Germán Caballero, dominico y mártir de España. 6 de noviembre.
Beato Germán de Jesús María Pérez Jiménez, pasionista y mártir de España. 23 de julio.
Beato Germán Gardiner, laico mártir con los beatos Juan Larke y John Ireland, mártires de Inglaterra. 7 de marzo.
Beato Germán Garrigues, presbítero franciscano, mártir de España. 9 de agosto.
Beato Germán Gozalvo, presbítero y mártir de España. 22 de septiembre.
Beato Germán Martín Martín, salesiano y mártir de España. 6 de noviembre.

San Baldomero para el cerrajero.

San Baldomero para el cerrajero.

Pregunta: Hola buenas noches. te escribo desde la República Argentina. ¡¡ FELICITACIONES!! por tan hermoso blog! Hoy lo he descubierto y ha llenado mi día realmente. Mi hijo (...) inaugura su negocio de Cerrajería. Hace ya algún tiempo que estoy buscando quien es el Santo Patrono de los cerrajeros. Encontré en un lugar que es San Pedro, dicen que por las llaves que porta. Pero no encuentro por ningún lado, ni las oraciones, ni la Novena a San Pedro, si realmente fuera este el Santo Patrono. Tampoco puedo hallar la Novena al Jesús de la Buena Esperanza. Si conoces estas oraciones y estas novenas, ¿tendrías la gentileza de enviármelas? Mil gracias. Un saludo afectuoso desde mi bella Argentina.

Respuesta: Hola! Gracias por tus amables palabras y elogios al blog, solo hago lo que buenamente puedo. Tengo que disculparme por la demora, pero la pregunta había ido a parar al spam, no sé por qué, y recién acabo de verla. Y te respondo, con el deseo de que el negocio vaya bien. Como dices, aunque San Pedro y otros santos (1), también son patronos de cerrajeros, por las llaves; el tradicional patrono de los artesanos de las llaves es:

San Baldomero de Lyon, monje subdiácono. 27 de febrero y 8 de diciembre (traslación a Savigny).
Vivió en el siglo VII, en la ciudad francesa de Lyon, donde tenía el oficio de herrero y cerrajero. Desde joven había hecho un voto de castidad, nunca se casó y consideraba a los pobres y mendigos como sus hijos propios, llegando incluso a vender sus propias herramientas más de una vez, para socorrer a los más pobres. Era muy querido y respetado, por su caridad y vida piadosa. En una ocasión, mientras oraba en la iglesia del monasterio de San Justo, lo vio el abad San Vivencio (12 de julio), y quedó prendado de su modestia e impresionado, vio salir de él unos resplandores. Habló con él y notando su santidad y grado de vida espiritual, le propuso entrara al monasterio como monje. Así pasó, entró al monasterio donde profesó y fue ordenado subdiácono. Vivió una vida piadosa en el monasterio, ejerciendo el mismo oficio que había desempeñado fuera, hasta el 24 de febrero de 630 o 650, día de su muerte (por mala calidad de los documentos, no se precisa el año).

Aunque esto es sólo lo que se conoce de él, la devoción ha sido constante, gracias  a la cantidad de milagros que ocurrieron en su tumba. El Acta Sanctorum pone que desde el mismo siglo VII, su nombre aparece inscrito en los martirologios y sus reliquias fueron veneradas sin interrupción hasta el siglo XVI, en que los protestantes las profanaron y desaparecieron, salvo un brazo que con anterioridad había sido trasladado a la iglesia a él dedicada en el Loira; así como otras reliquias que anteriormente habían sido trasladadas solemnemente al monasterio de Savigny.

Según el Gran Libro de los Santos de Jacques Baudoin, también se le conoce como San Galmier o San Gaumier. Es el patrón de Lyon, de los cerrajeros y herreros. Sus atributos típicos son las vestimentas monacales, el yunque, martillo, tenazas y unas llaves.

En cuanto a las oraciones que me pides, aquí puedes hallar algunas: www.devocionario.com. El tema de las oraciones, salvo excepciones, no lo trato aquí, puesto que no es un blog devocional ni piadoso.

 


(1) San Benno de Meisen: Para evitar que el emperador excomulgado entrara a su catedral, lanzó las llaves al Elba. Un tiempo más tarde, un pez se las devolvió. 16 de junio.
Santa Lioba de St-Petersberg: Era sacristana de su monasterio y perdió las llaves del coro, por lo que las monjas no podían entrar a orar. Antes del amanecer, un zorro llegó hasta ella y se las trajo. A decir de Tetta, la abadesa, había sido el demonio el ladrón.  23 y 28 (traslación de las reliquias) de septiembre.

San Erwin de Worcester: Por ciertos pecados de juventud, se puso unos grilletes por penitencia y arrojó las llaves a un río. Yendo a Roma, un pez fue pescado en el Tíber y tenía dentro las llaves. 11 de enero.
San Servacio de Tongres: su iconografía presenta siempre una llave porque, según la leyenda, el mismo San Pedro se le apareció y le dio una llave de plata, símbolo de autoridad, pero en realidad es una de las “clavis confesionis”, llaves que los papas solían dar a como premio a obispos o reyes, en las cuales había limaduras de las supuestas cadenas de San Pedro. 13 de mayo.
San Maurilio de Angers: lanzó las llaves de la Catedral al río cuando huyó de la ciudad y, habiendo pescado un pez, las encontró dentro, por lo que volvió a su diócesis. 13 de septiembre.
San Lolan: era guardián de la iglesia de San Pedro de Roma y una noche se fue a Escocia a predicar. Misteriosamente, las puertas de San Pedro no se abrieron a los canónigos, que oyeron una voz que dijo: “solo el que cerró esta puerta, la podrá abrir”. Enviaron un diácono y un subdiácono que alcanzaron a Lolan. Este, al saber lo sucedido, se cortó la mano derecha, donde pusieron la llave y la basílica se abrió. 22 de septiembre.
San Humberto: San Pedro mismo se le apareció al santo en su primera misa y le dio una llave de oro. En realidad es otra “clavis confesionis”, en este caso perdida. 3 de noviembre.

San David para David.

San David para David.

Pregunta: Quisiera Saber más acerca de los Santos que lleven el nombre de David, tengo doce años y aun solo conozco acerca de San David de Gales. Quisiera algo sobre los Santos Davides con su iconografia o algo así, agradezco y Dios lo Bendiga. Colombia.

Respuesta: Hola David, pues tienes mucho tiempo por delante para conocer mucho más sobre los santos. Aquí te doy esta lista de los santos que tengo con ese nombre: David.

San David de Gales, obispo. 1 de marzo.
San David de Georgia, mártir. 15 de octubre.
San David de Jerusalén, rey y profeta. 19 (Iglesia Oriental) y 29 de diciembre (en la imagen).
San David de Suecia, obispo. 15 de julio.
San David de Tesalónica, ermitaño. 26 de junio.
San David Galván Bermúdez, presbítero mártir de México. 30 de enero y 21 de mayo.
San David I de Escocia, rey. 24 de mayo, 10 de junio (antiguamente con su madre, Santa Margarita) y 11 de enero.
San David I de Georgia, rey. 3 de marzo.

San David III, el Restaurador, rey de Georgia. 1 de enero.
San David Lewis, presbítero jesuita, mártir de Inglaterra. 27 de agosto y 21 de mayo.
San David Roldán Lara, laico mártir de México. 15 de agosto.
San David Uribe Velasco, presbítero mártir de México. 12 de abril y 21 de mayo.
San Pedro (David), príncipe de Rusia y monje. 25 de junio.

Beato David Carlos, escolapio mártir de España. 28 de julio.
Beato David Gunston, caballero de Malta, mártir. 12 de julio.
Beato David Himmerod, monje cisterciense. 11 de diciembre.
Beato David Oghlou, laico mártir de Armenia. 22 de noviembre.
Beato David Okelo, catequista, mártir de Uganda. 18 de septiembre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres