Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Niños asesinados por judíos. No. II Parte

Niños asesinados por judíos. No. II Parte

Seguimos con este tema polémico, nuevos datos y reflexiones. La primera parte está más abajo, ya sabéis como funciona esto de los blogs. Más de estos niños y sus imágenes.

Werner de Oberwesel, 19 de abril: (en la imagen) Era un niño pobre de 14 años, hijo de un viñador que trabajaba para una familia judía. El Jueves Santo de 1287 se encontró su cadáver destrozado, cerca de Bacharach. Enseguida se corrió la voz que los judíos habían usado su sangre en su fiesta de Pascua. Se desató una persecución que alcanzó a varios judíos, que fueron asesinados.  El rey Rodolfo I, convencido de la falsedad de la acusación, puso una multa a los asesinos de los judíos y ordenó quemar y desaparecer el cuerpo de Werner para evitar una veneración. Las reales instrucciones no fueron seguidas, por el contrario, se inició el culto a Werner como mártir y se cambió la advocación de la capilla de San Cuniberto de Bacharach en capilla de San Werner, y se comenzó a construir una gran iglesia, pero la pérdida de la batalla Baukasse no lo permitió. Asimismo se construyó una pequeña capilla en el sitio del hallazgo del cuerpo.

El culto decayó bastante hasta que Luis III promovió un renacimiento del culto, presionando para la canonización entre 1426 y 1429, pero solo logró un reconocimiento oficial de carácter local en 1428, aunque popularmente ya se le llamaba “San Werner”. La iglesia fue finalmente completada y embellecida. En 1548 una parte de las reliquias se trasladaron a Besancon, extendiendo el culto a Francia. Aunque la iglesia de Bacharach fue destruida y las reliquias se perdieron en el siglo XVII por las guerras, la fiesta de Werner se celebró en la Diócesis de Trier hasta 1963, cuando la diócesis eliminó la fiesta de su calendario. Sin embargo, todavía aparece "San Werner de Oberwesel" en el santoral alemán y la capilla consagrada él junto al Rihn fue restaurada en el año 2001. En las bellas ruinas góticas de la iglesia de Bacharach se colocó una placa con una oración de Juan XXIII y un texto aclaratorio y de reconciliación que zanjara el asunto. Aún así las imágenes de San Werner abundan y su veneración continúa. Se representa con los atributos del cuchillo y una caldera. Es patrono de bodegueros y de los viticultores en Reno, Alvernia y Borgoña.

 

Hugo de Lincoln, 29 de agosto: Nació en 1246 y era hijo de una mujer pobre, llamada Beatriz. El 31 de julio de 1255, a los ocho años, desapareció en circunstancias misteriosas. Unos cazadores dijeron a la madre que habían visto al niño seguir a un judio llamado Koppin hasta su casa y allí fue la madre y estos hombres. El cuerpo, desangrado, fue encontrado el 29 de agosto, cubierto con basura, en un pozo del mencionado Koppin. Esto fue suficiente para acusar a los judíos del asesinato. Koppin confesó el crimen ritual, confiando en la promesa que el juez encargado del caso, Juan de Lexington, le hizo de salvarlo si denunciaba a sus cómplices, lo que hizo el acusado (ya vemos, nadie es un angelito).

Koppin declaró haber atraído a su casa al pequeño y junto a otros que estaba allí para la ocasión, torturaron al niño, flagelándolo y coronándolo de espinas y, por último, crucificándolo en burla de la muerte de Cristo. Declaró que intentaron enterrarlo, pero por un milagro, la tierra se negó a cubrir el cuerpo del niño. Por esta razón, abandonaron el cadáver en el pozo. Añadió también que se trataba de una costumbre de crucificar niños cristianos una vez al año por odio a Cristo. El perdón estaba resuelto a darse, pero el rey Enrique  III, pasando por Lincoln unas cinco semanas más tarde, se negó a mantener la promesa de Juan de Lexington y Koppin fue ejecutado. Noventa judíos de Lincoln fueron detenidos y trasladados a Londres y dieciocho de ellos fueron ejecutados. Los supervivientes, declarados culpables, y condenados inicialmente a muerte, fueron indultados por la intercesión de los franciscanos y conmutada la pena por multas al rey (que listo!) Los milagros que se ocurrieron en la tumba del niño por su intercesión, lograron que su cuerpo fuera trasladado de la iglesia parroquial a la que Hugo pertenecía, a la majestuosa catedral gótica de Lincoln, donde fue enterrado con todos los honores y venerado como mártir.

Yo añadiría que aquí hubo una treta entre el juez y el tal Koppin, para librarse de algunos competidores, pues es sabido que los condenados o acusados, perdían los bienes. Pero a Koppin le salió mal la jugada. Es mi opinión.

 

La actitud de la Iglesia católica hacia estas acusaciones y el culto de niños supuestamente asesinados por judíos ha sido varia. y ambigua En algunas épocas se ha opuesto a ellas, pero en general ha hecho poco por parar el culto y en algunos casos los ha aprobado de forma explícita. Benedicto XIV permitió que se continuara con el culto de Andresito de Rihn de forma local, pero se negó a canonizarle. Por otra parte Gregorio X hizo pública una carta rechazando las acusaciones antijudías. Inocencio IV escribió: “cristianos acusan falsamente que los judíos mantienen un rito de comunión con el corazón de un niño asesinado; y si da la casualidad que se halla en cualquier lugar el cadáver de un hombre muerto, maliciosamente les cargan con la culpa”. (La iglesia protestante no canoniza, pero aceptaba las calumnias y asesinó judíos en revueltas alentadas por predicadores, aunque sin tener en su “nómina” ni culto a algún mártir, pues sabemos que no tienen santos.)

Aquí más infomación resumida en forma de lista, cortísima, que abarca una gran cantidad de épocas, de los que me ahorro detalles. Entre las dos guerras mundiales se manifiestan pocos casos, quizás debido a las mismas matanzas que trajeron estas guerras. Los más recientes investigados a profundidad y difundidos a la opinión pública son de 2005 en Rusia. (Los que no mencionan la fecha es porque coinciden con Semana Santa y Pascua)

1160 y 1179: tres niños en diversos sitios.

1181: Londres: Robert, niño.

1220: Alsacia: Enrique, niño.

1235: Navidad, Munich: 5 niños hermanos, hijos de un molinero.

1247: Vaucluse: niña de 2 años.

1267: Pforzheim: Margarita, siete años.

1279: Fiesta del Yom Kippur: Northampton, un niño.

1303: Turingia: Conrad, niño.

1429: Pentecostés, Württemberg: Ludwig van Bruck, niño.

1442: Lienz: Úrsula Pöck, cuatro años.

1468: España: niño de Sepúlveda.

1480: Portobuffole: Sebastián Novello, siete años.

1480 Treviso: Lorencito de Treviso (tuvo un culto local, desparecido tan espontáneamente como nació).

1486: Regensburg: seis niños son acuchillados y al parecer uno de ellos crucificado.

1529: Día de la Ascensión, Bösing: niño de nueve años.

1540: Sappenfeld: Michael Piesenharter, cuatro años y medio.

1592: Vilna: Simon Kierelis, siete años.

1595: Gostyn: varios niños.

1598: Woznik: Alberto Pietrzynin, cuatro años

1650: Bohemia: Matthias Tillich

1665: Mayo, Viena: una mujer desconocida aparece muerta y crucificada y coronada de espinas.

1744: Agosto, Montiggl: Fran Locherer, ocho años

1747: Marzo, Zaslav (Rusia): hombre desconocido, 33 años

1791: Fiesta de Purim, Siebenbürgen: Andrés Takáls, trece años

1803: Nuremberg: un niño de 2 años

1805 a 1823: Welish, Trofim Nikitin, 12 años; dos niñas adolescentes; Ivanov, 3 años y medio

1824: Beirut, Fatchallah-Sayegh: niña

1826: Varsovia: niño de 5 años

1827: Antioquía: dos niños

1829: Hamath (Asia Menor) : una joven turca cristiana

1831: San Petersburgo: una niña

1834: Trípoli: un anciano

1840: Fiesta de Purim, Damasco: los sacerdotes Thomas e Ibrahim Amara

1840: Rodas: niño de 12 años, comprobado el crimen ritual

1875: Fiesta de Yom Kippur, Zboró (Hungría): asesinato ritual niño de 16 años.

1877: Junio, Szalacs (Hungría): Therese y Emerich Szabó 6 y 9 años respectivamente.

1879: Octubre, Hungría, Lidi Sipos, 15 años.

1880: Alejandría: un niño.

1881: Alejandría: un niño cantor y acolito.

1882: Tisza-Eszlár (Hungría): Esther Solymosi, 14 años, niña judía de familia convertida al catolicismo.

1882: Constantinopla: dos niños.

1884: Enero, Skurz, Prussia: Onofre Cybulla, 14 años.

1885: Egipto: cristiano copto, circuncidado, crucificado, alanceado con desgarro enorme (hay fotografías).

1890: Damasco: Henry Abdelnour, niño.

1891: Corfú: María Dessyla, 8 años.

1891: Día de San Pedro y San Pablo, Xanten: Johann Hegmann, niño.

1891: Junio, Pasha: Griechen Stephanos, niña de 8 años.

1892: Port Said: Helene Vasilios, cuatro años.

1895: Fiesta de Yom Kipur, Hungría: Juliska Balars, 5 años.

1898: Julio, Bohemia: Maria Klima, 23 años.

1899: Bohemia: Agnes Hruza, 19 años.

1900: Konitz: Ernesto Winter, 18 años.

1910: Diciembre, Stettin: Helenne Brix (grandes evidencias de asesinato ritual. Partículas de hostias se hallaron en su interior).

1911: Marzo, Kiev: Andrei Yustinschy 13 años (las fotos no dejan lugar a dudas, las he visto; pero ni las pongo, por no contribuir a mas horror.  Además de los derechos, claro)

1911: Fiesta de Yom Kippur: Schönlanke, Olga Hagel.

1912: Pentecostés: Stanislaus Musial, 6 años.

1913: Lobsens: Agnes Kador, 6 años.

1913: Julio: Elma Kelchner, 12 años, con claras evidencias de asesinato ritual.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

EL AUTOR DEL BLOG -

A ver, mis amores, no pasen de los argumentos al ataque personal, que eso no lleva a ningún sitio. Retomen el hilo del tema o dejenlo aquí...
YO

Meldelen -

¿Por qué me habla usted en segunda persona del plural, como si yo fuera miembro del colectivo judío? ¿Está dando acaso por sentado que yo soy judía? Pues no, lo cierto es que no soy judía, fui criada y educada en la fe católica como usted, supongo (ya que yo no quiero dar por sentado lo que no sé).

Se equivoca usted al suponer que porque apoyo a los judíos yo tenía que ser judía. No existe un mundo dividido en judíos que apoyan a judíos y no judíos que no los apoyan, el mundo es más complejo.

No me gustan sus palabras, están llenas de mucha ira antisemita, usted tenga la opinion que quiera, pero yo no pienso encasillar a todo un colectivo como si fuera una unica persona. Y entretanto, por favor, no haga suposiciones vanas sobre mi persona.

antonio -

meldelen todos y cada uno de los judios anhelaban tener estado propio, pues los que estan cometiendo esas atrocidades es el gobierno judio con el beneplacito de la mayoria de judios por lo tanto mientras no haya judios que critiquen esto son culpables tambien por mucho que os pese, abeis tenido la solidaridad de todo occidente y lo unico que haceis es crear problemas, que quereis que apoyemos esas matansas indiscriminadas, ustedes solitos os abeis cargado esa benebolencia occidental.

Meldelen -

A ver si aprende usted a escribir bien mi nick, que todavia no he visto que lo acierte, por favor.

Y no puede tachar a todo el pueblo judío de verdugo, eso es pasarse de la raya, hay comunidades judias aun en todo el mundo ¿y usted piensa hacer responsable hasta la ultima mujer, hasta el ultimo niño, de las masacres que ejecuta el gobierno de Israel? Hablemos con propiedad, por favor.

antonio -

madelen hoy en dia se puede decir que el pueblo judio a pasado de victima a verdugo, y esto en si es infumable despues de lo que an pasado como pueden ellos hacer lo mismo.

Meldelen -

Bueno, sí, en eso tienes razón, pero me parece que de acciones bélicas territorialistas a asesinatos rituales de niños en sabbat hay un trecho, o al menos yo creo que ellos verían alguna diferencia. De todos modos los judíos de la Edad Media no son los de ahora, no sigo que los de ahora sena ni mejores ni peores que los de entonces, simplemente son distintos y tendriamos que considerar contextos historicos y situaciones. No se puede tomar un hecho como si fuera "de toda la vida".

Meldelen -

Puede que sea verdad eso de la fuerza judia, siempre pasa que las minorias perseguidas encuentran consuelo uniéndose, pero estoy convencida de que nadie del colectivo judío apoyaria semejantes acciones, y menos si proviniera de sus supuestos correligionarios.

EL AUTOR DEL BLOG -

Bueno, para afirmar "que nadie del colectivo judío apoyaria semejantes acciones", creo que habría que conocer a todo el colectivo, en este caso judío o el que fuera. Pregúntales si están de acuerdo con las lindezas que hacen hoy en día en Palestina. Los crímenes más nefandos han cometido siempre en nombre de alguna divinidad, llámese YHWH, Cristo, Alá o sucedáneos.

antonio -

medelen a luisa conde le lei que la fuerza y la supervivencia judia se basa en que todos los judios somos uno, ademas niega rotundamente que algun judio haya echo nada de esto, tu por lo menos incistes en que descarriados los hay en todos sitios muy cierto por eso decir esto te honra, pero esta señora ademas de negarlo pone verde a cualquier persona que se digne a comentar estos casos los tacha de fanaticos incultos y no se que mas memeces.

Medelen -

La leyenda antisemita es culpar a todo el colectivo judío de las acciones que llevaban a cabo uno o dos descarriados, y usar estos casos como excusa para penalizar y perseguir a toda la comunidad judía, que se ha hecho y mucho.

La prueba está en que muchos de estos sacrificios rituales se llevaron a cabo en sabbat, día sagrado de reposo para los judíos. Si no era propicio trabajar ni tan sólo recoger frutos en este día, ¿cómo iba toda la comunidad judía a ser responsable, o incluso a aceptar, que se cometieran estos actos? Esta es la prueba que quien hizo aquello no sólo era alguien perverso o descarriado, sino que además no se identificaba ni integraba en el coelctivo judío porque no respetaba el sabbat y lo empleaba para acciones rituales.

El antisemitismo está en nuestra intolerancia y mala interpretación de estos hechos. Se hizo una masacre y una injusticia con la comunidad judía, entre otras cosas basándose en estos casos, donde hicieron pagar a todos los justos por unos pocos pecadores.

antonio -

que alguien le enseñe esto a luisa conde, nos ha tachado a todos de incultos y a esto de leyenda antisemita.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres