Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Santos en la máquina del tiempo

Santos en la máquina del tiempo

Pregunta: He leido con atención el artículo que escribiste sobre San Austremonio, donde hablas de santos que los ponían en tiempos de los apóstoles para darles más veracidad. Podrías hablarme de esto más detenidamente, y decirme cuantos más hay? Gracias. Tu blog está padrísimo. México.

Respuesta: Gracias por tus elogios, sólo hago lo que puedo.

Vamos a ver, San Gregorio de Tours (17 de noviembre) en su “Historia de los Francos" dice claramente: "En los días del emperador Decio (249-251) siete hombres fueron consagrados obispos y enviados a los galos"1. Sin embargo, los hagiógrafos y amantes de las leyendas, les hicieron retroceder en el tiempo, poniéndolos en tiempos de Cristo o los apóstoles, y esto para dar más garantías a su santidad, trasmitiendo que “si estuvieron con el Señor y los Apóstoles, como no serán santos hombres”. En muchas ocasiones llenaron sus “vidas”, escritas hasta con más de 500 años de distancia, de hechos milagrosos o estrafalarios, haciéndolos parientes o discípulos de los primeros cristianos. Es importante recordar el interés de la Iglesia gala de aparecer no evangelizada por Roma, sino directamente por el Señor Jesús o, a lo sumo, por los apóstoles, para ganar autoridad local, derechos y privilegios. Esto, por supuesto, alentado por nobles, deseosos de dominar la iglesia francesa, sus bienes y beneficios eclesiásticos: el llamado galicanismo, que duró varios siglos en la iglesia francesa. De estos santos “retrasados” en el tiempo, los más importantes son:

San Austremonio de Clermont. 1 de noviembre.
Aparece enviado por San Pedro a la Galia.

San Graciano de Tours. 2 de mayo (traslación de las reliquias a Tours) y 18 de diciembre.

San Maximino de Aix. 12 de septiembre.
Se le relaciona en la leyenda provenzal de Santa María Magdalena, a la que habría enterrado.

San Eutropio de Saintes. 30 de abril.
Se dice que fue hijo del rey Jerjes de Persia, y convertido por los Apóstoles Judas y Simón, pero no es más lejano del siglo III. (en la imagen)

San Trófimo de Arlés. 9 de diciembre.
Supuesto discípulo de San Pablo.

San Saturnino de Tolosa. 29 de noviembre.
De este la leyenda nos dice que pertenecía a los discípulos de San Juan Bautista y que cuidó el manto de Cristo cuando este se bautizó. Estuvo presente en la multiplicación de los panes, en la Última Cena y en Pentecostés. Después de la Ascensión se unió a San Pedro y fue con él a Roma. De allí San Pedro lo enviaría al sur de Francia y al norte de España.

San Marcial de Limoges. 30 de junio.
Su "vida" se escribió entre los siglos X y XI, y cuenta que era sobrino de San Esteban Protomártir, que perteneció a los setenta y dos discípulos y que fue el niño que Cristo puso ante los apóstoles cuando les dijo “si no os hacéis como niños no entraréis al reino de los cielos”.

San Dionisio. 9 de octubre.
Se le confundió con San Dionisio Aeropagita (3 de octubre. Otra leyenda que tiene tela) y que fue el primer obispo de Atenas. Cuando se entera que San Pedro y San Pablo están presos,se dirige a Roma, pero estos ya han sido martirizados. Le pide autorización a San Clemente Papa (23 de noviembre) para predicar en la Galia, aún pagana. En realidad no es anterior a la mitad del siglo III y su "vida" fue escrita en el siglo IX. De los santos cefalóforos (los decapitados que recogen su cabeza y caminan con ella un trecho) es el más famoso. Sus compañeros fueron Rústico y Eleuterio.

San Lázaro. 17 de diciembre.
Fue un obispo del siglo III, identificado con el Lázaro del Evangelio, hermano de Marta y María, hecho obispo de Marsella por la leyenda.

San Fermín. 25 de septiembre y 7 de julio (en Pamplona).
Relacionado con San Saturnino.

San Pablo de Narbona. 22 de marzo.
La tradición lo identifica con el procónsul Sergio Paulo, a quien el apóstol San Pablo convirtió.

San Servacio de Maastricht o Tongeren. 13 de mayo.
Es del siglo IV, y hay abundantes testimonios verdaderos sobre él (estuvo en los concilios de Colonia del año 346 y de Rímini, en el año 359), pero la leyenda, insistentemente le hace nada menos que primo segundo de Cristo, al ser biznieto de Hortolano y Emerenciana, los padres de Santa Ana (ver La Parentela de Nuestra Señora).

También está San Nectario (9 de diciembre), que fue acompañado por San Baudimio (2 de enero) y San Auditor (9 de diciembre), a los que la tradición considera tres hermanos y enviados a predicar por el mismo San Pedro.


1 Los aquí relacionados: Austremonio, Graciano, Marcial, Pablo, Trófimo, Saturnino y Dionisio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres