Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

El Salvador y San Mamés

El Salvador y San Mamés

Pregunta: Hola Ramón, qué tal. Soy N..., que hace un tiempo te hice varias consultas por los santos del pueblo de mi blog, Ayoó de Vidriales, Zamora.Verás, el seis y el siete es fiesta en el pueblo, San Salvador, a quien está encomendada la Iglesia y San Mamés, que tiene una ermita a las afueras y es un santo muy popular allí (es que San Salvador, el pobre, ni pincha ni corta, pero a San Mamés se le pide agua, se le hace la novena, se le pasea un montón de la ermita a la Iglesia). Hay imágenes de los dos, claro, pero no consigo explicar sus atributos. Te envío las fotos y cuando puedas, sin prisa (y si no estás de vacaciones) a ver qué me puedes decir del mundo, el bastón y el libro que llevan.

Respuesta: Hola. He estado algo “lejos” (y no de vacaciones), pero ya te respondo. Las fotografías que me envías muestran a Jesús Salvador del Mundo (6 de agosto) y a San Mamés. Con respecto a los atributos, Jesús lleva en su mano el orbe, lo que indica que Él es su Creador y Redentor. En cuanto a Mamés, en este caso va como pastor, por eso lleva un cayado y a sus pies hay una oveja. El libro significa el Evangelio, que Mamés vivió hasta el martirio.

Y ya puestos, un poquito de San Mamés:
El Menologio de Constantinopla y el Gran Calendario de Rusia marcan su festividad el 2 de septiembre (Nápoles también lo celebra este día). El Martirologio Romano lo pone 17 de agosto, y la Iglesia Oriental lo celebra a 12 y 13 de julio.

De San Mamés se sabe poco, aunque mucho se ha inventado, como con muchos santos más. Lo más certero que puede saberse de él, lo hallamos en el Sermón XXVI de San Basilio (2 de enero y 14 de junio), dedicado al santo. También hay referencias en el sermón XLIII de San Gregorio Nacianceno (2 de enero). Lo demás, las llamadas “Actas Griegas” son piadosas, pero fabulosas y tardías, por tanto no son confiables, cuanto más que copian de las Actas (también ficticias) de los mártires San Mamés el monje y San Mamés el niño.

De las palabras de San Basilio Magno y San Gregorio Nacianceno, todo lo que podemos recoger es que era un pastor que sufrió el martirio por la fe de Cristo en Cesarea, Capadocia, en el año 275. Y, por supuesto, se supone que ya algún culto tendría cuando estos santos le dedican sermones. Mientras que las arriba mencionadas Actas Griegas dicen (haciendo un resumen) que era hijo de los santos Teodoto y Rufina (31 de agosto) y que fueron mártires. Rufina dio a luz en la cárcel, adonde llegó Santa Ammia (31 de agosto) enviada por un ángel, para pedir le dejaran enterrar a los muertos y cuidar del niño. Mamés vivió con ella 5 años sin pronunciar palabra hasta que a esa edad le llamó “mamá”, por eso Ammia le llamó así “Mamas” (en realidad, este es el nombre  del santo). Para no ser menos, nos cuentan que fue un estudiante brillante y nunca ocultó su fe cristiana, antes bien demostraba lo falso del culto a los dioses.

En el 275 el emperador Aureliano inició una persecución. Mamés tenía quince años cuando fue detenido y llevado ante el emperador, que le aconsejó negar a Cristo, al menos “de labios para afuera”. Mamés se negó a traicionar a Cristo "ni con mis labios, ni con mi corazón" y el emperador ordenó que fuera apaleado, chamuscado con antorchas, y finalmente arrojado al mar. Así se hizo, pero un ángel lo salvó y lo llevó a una montaña cerca de Cesarea, donde llevó vida de recluso, y haciendo milagros, como el de domar las bestias salvajes. Fue encontrado finalmente, ya adulto, y vuelto a apresar, le intentaron quemar y sobrevivió, le arrojaron a las fieras y estas no lo tocaron (los leones son su atributo principal). Finalmente un sacerdote pagano le atravesó con un tridente (otro de sus atributos típicos). Inmediatamente sanaron muchos cristianos enfermos que tocaron sus reliquias.

Su cuerpo estaba en Cesarea aún en la época de San Basilio y San Gregorio Nacianceno (siglo IV) y allí estuvo hasta el siglo IX, según Nicetas de Heraclea, quien lo menciona en un comentario sobre las oraciones de San Gregorio Nacianceno. Pero otra relación dice que en el siglo sexto la reina y luego abadesa Santa Radegunda (28 de febrero y 13 de agosto) solicitó al Patriarca de Jerusalén una reliquia de San Mamés y este le envió un dedo; por tanto, en Jerusalén, ya en esta época había otro “cuerpo de San Mamés”. Otro cuerpo se venera en Milán, mientras que en Chipre se venera otro más, del que se dice llegó a las costas flotando en un ataúd de mármol. En Lucca se venera una cabeza que aún contiene carne y pelo rojo, incluida la barba, y es tenida como la de San Mamés. En Langrés y Elwangen se veneran una parte de la cabeza y un brazo, trasladados ambos desde Constantinopla. Y también en Lorbano, Portugal, se veneran otras reliquias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

IRM -

Hola!!! Gracias por la ayuda. El proximo siete de agosto, festividad de san Mamés, sale un post con alguna de las informaciones que me has pasado. Del Salvador, ya hice artículos aclarando la confusión con San Salvador. Gracias por todo!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres