Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

De Santos y convertidos

De Santos y convertidos

Pregunta: Llegué de casualidad a vuestra página y ahí me quedé largo rato leyendo, interesado en varios Santos, y me surgieron dos preguntas. Primera: Existen Santos que se convirtieron al Señor a una Edad Avanzada. Segunda: Si bien la santidad es una llamada a todos los hombres. Queria saber si los "Grandes Santos" llegan a ese grado tan alto de Vida Espiritual por ser elegidos de Antemano por el Señor o por su generosidad en su respuesta personal?. No sé si fui claro, es que a veces creo que son seres muy especiales, y que no cualquiera puede llegar a tan elevados grados de Virtud. Argentina

 

Respuesta: En cuanto a la primera pregunta, hay que decir que sí, que mas de un santo se ha convertido (si entendemos una conversión portentosa, porque la conversión dura toda la vida) después de cierta edad. También hay que observar que no todas las “conversiones” de santos tienen el mismo grado y en algunos casos es un cambio de vida disoluta (San Francisco de Asís, San Gabriel de la Dolorosa, Santa Thais); en otros es un cambio de fe (San Agustín, Santa Afra, Santos Cipriano y Justina, Beata Kateri) al cristianismo; y en muchos, se trata de un momento de compromiso más fiel al Señor al que ya amaban (San José de Calasanz, Santa Teresa, Beata Luisa de Saboya). Las edades varían, pero se dan generalmente entre la primera juventud y la madurez. En la ancianidad no se ven muchos casos, pero los habrá también.

 

En cuanto a la segunda pregunta, sobre si estaban predestinados a ello o se santificaron por su respuesta; la respuesta está implícita en la pregunta: Si hubo una generosa respuesta, es porque antes hubo una llamada. Dios nos llama a todos, según cada quien, a convertirnos a Él a cada momento. A unos nos pide una cosa, a otros les pide otra, pero a todos nos da la gracia necesaria para cumplirlo. Aquí entra la libertad de cada quien para responder o no, para responder. Libertad, empuje, constancia, astucia, todo forma una amalgama entre la voluntad divina y la humana.

 

Es cierto que, al contemplar sus vidas llegamos a la conclusión de que son especiales y nos parecen inalcanzables, pero así mismo hay muchísimos santos no conocidos y que han vivido vidas impresionantes, pero han quedado en lo oculto, han servido a Dios en la pequeñez de lo que les pedía. Por eso es que si os parece no llegamos a su grado de virtud, no tiene de preocuparnos, puesto que la santidad, aunque es una sola, al mismo tiempo es personal y cada quien la vive según sus talentos y posibilidades. A unos Dios les pedirá fundar órdenes religiosas, a otros servir en un comedor a los pobres, sin ser conocido, pero ambos serán santos o no, según su fidelidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Tere -

me gustaria saber si tienes algo de la historia de Santa Thais y si puedes agregar una foto me encantaria que me la pudieras amndar por email de ante amno gracias.

Meldelen -

A mí me gusta pensar que los Santos eran gente sencilla, como nosotros, seres humanos ni más ni menos. He leído muchas vidas de santos -con lo exacto y lo inexacto que eso mismo entraña- y lo he podido constatar.

Además también he comprobado que si el culto a los Santos decae en algunas ocasiones es porque se quiere hacer de ellos algo tan raro, complicado y extraordinario, que se alejan de lo comprensible y abarcable, por lo que al final uno desiste de creer en algo con lo que no puede identificarse ni asimilarse.

Lo mejor es mirarlos con naturalidad, sinceridad y sencillez, entonces es cuando mejor se les comprende y se les puede conocer. Es mi opinión, vamos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres