Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Consulta al revés

Consulta al revés

Esta es una consulta atípica, porque aquí quien pregunta soy yo y, Antonio, un señor que conoce muchísimo del tema, me responde. Así son las cosas, todos aprendemos de todos

Pregunta: Una duda, con respecto a tantos "corposantos" que vemos, ¿no cree usted que tanto repetirse algunos nombres, por ejemplo "Donato", se deba a que el santo en cuestión era desconocido y como fue "donado" le hayan puesto así?. Lo mismo creo que sea Victor, o sea "victorioso", como todos los mártires. Otra pregunta que le hago, como se ha desarrollado la costumbre de pensar que todos los que estan en las catacumbas son mártires, o siquiera santos, si ya existian y se enterraban allí a personas antes de Cristo? España

Respuesta: Está claro que las catacumbas eran cementerios y que los antiguos cristianos, cuando las persecuciones, las usaban para esconderse, celebrar los sacramentos y reuniones y para enterrar a los muertos (cristianos o no, siempre "gente del pueblo", pobres). Todos los alli enterrados, por supuestos que no eran mártires. A los que lo eran y podían identificarlos, les ponian el vaso de sangre o alguna tablilla indicativa. Si se sabía el nombre, mejor. Posiblemente, algunos aunque no tuviesen estos simbolos en su "cubiculo", podrían ser mártires y quizás otros que lo tuvieran, no lo fueran. Solo Dios lo sabe.

San Dámaso, San Pascual I y otros papas antiguos trasladaron muchos cuerpos a las iglesias de la ciudad. Se dice que en la cripta de Santa Práxedes hay más de tres mil trasladados de las catacumbas, creo que tiempos de San Paascual I. Pero cuando en los siglos XVI, XVII y XVIII se excavan las catacumbas y se empieza a desenterrar,..., pues hala! todos santos. Con vaso de sangre, sin vaso, con tablillas indicativas, sin tablillas..... una barbaridad y a repartir, como el que reparte chocolatinas en las puertas de un colegio. Italia y toda Europa se "inunda" de cuerpos santos. Que algunos son mártires, seguro; pero que quizás más de uno, no; también seguro.

Y como de la inmensa mayoria no se conocían los nombres, pues a ponerles nombres ficticios. Que el papa reinante se llamaba Benedicto, pues Santos Benedictos como rosquillas, que se llamaba Inocencio, pues lo mismo y así sucesivamente: Fortunatos (por afortunado), Victor (por victorioso)... Y como los mástires eran "miles Christi", pues santos soldados a "la patá". En algunos sitios se veneran y en otros están arrumbados en los desvanes de las sacristias. Yo lo colecciono como "santos", pero que muchos lo son, pero sé estas limitaciones.

Un detalle: en el Vaticano, ni en la Basílica, ni en la cripta, ni en los museos de reliquias, hay ninguno. Yo he visitado los museos vaticanos con Paloma Gomez Borrero, en una visita oficial de Estado y no vi ninguno. ¿Quiere esto decir algo? No lo sé. Bien es verdad que otras grandes catedrales italianas están inundadas de ellos.

Gracias Antonio, es un lujo contar con usted. Ahora recuerdo el caso de Santa Comasia, al no tener nombre, pues la nombraron "coma sia", es decir, "como sea". En la imagen el niño San Donato de Lanciano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Meldelen -

Ciertamente contar con Antonio y su experiencia es todo un privilegio. Yo estoy aprendiendo muchísimo de él, porque ciertamente sé bien poco.
Todo el mundo tendría que considerar esta información.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres