Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Juan María y Filomena

Juan María y Filomena

Pregunta: usted no cree en santa Filomena, y yo le pregunto que el cura de Ars, santo canonizado, fuera devoto y lograra milagros de nuestra querida Santa Filomena no es una prueba de que ella es real? México

Respuesta: Lo primero que me gustaría aclarar es que no afirmo ni niego que haya una santa mártir que pueda interceder por las personas, llámese como se llame. Simplemente expongo las dudas sobre la veracidad de su lápida, su historia tan repetida y su expedita canonización. Luego paso a aclarar, una vez mas, queridos lectores, que los cristianos no creemos EN los santos, solo en Dios. Creemos DE los santos, es decir, creemos que nos ayudan, que son hermanos en la fe, que nos indican el camino cierto: Cristo. Hay un matiz de diferencia en "creer en..." y "creer de...". Por tanto, no creo EN Santa Filomena ni en ningún santo, sólo creo DE ellos.

Visto esto, pues vamos al meollo de la pregunta. Ciertamente no es una prueba la devoción que el cura de Ars le tuviera devoción a Santa Filomena para que esto pruebe su existencia. La devoción a tal o cual santo, la afirmación de sus milagros no es materia de fe, así que el buen San Juan María Vianney pudo estar errado en ello sin que esto signifique que por tanto su santidad sea menoscabada.

Tendemos a hacer comparaciones muy rápidas y peligrosas como "si Juan Maria Vianney es santo, por tanto, Filomena existe", o "el Padre Pío dijo que ella existía, y él es santo..." como si una cosa fuera consecuencia de la otra. La santidad de Juan María Vianney se basa en sus virtudes de fe, esperanza y caridad. Ahora bien, siempre desconcierta ver la marea humana y devota que logró con Santa Filomena, las conversiones que alcanzó, las curaciones minuciosamente anotadas, la renovación espiritual de muchos. Son datos que están ahí y no se pueden obviar.

Como detalle curioso, añado que además de San Juan María Vianney, fueron muy devotos de Filomena y extendieron su fama San Pedro Julián Eymard, San Pedro Chanel, San Antonio María Claret, Santa Magdalena Sofía Barat, Santa Eufrasia Pelletier, Santa Francisca Javier Cabrini, San Juan Neumann, Beata Anna Maria Taigi, Beato Damián de Molokai, que consagró la iglesia de sus leprosos a Filomena.

El fenómeno de Santa Filomena aún tiene tela por donde cortar y continúa siendo llamativo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Meldelen -

La respuesta de Ramón es absolutamente impecable, a la cual yo añado que, en un libro recientemente publicado del Santo Cura de Ars que consulté para complementar mis nociones sobre Santa Filomena, la tesis del autor -si es que de tales cosas se pueden elaborar "tesis"- es que esos milagros los obtenía él mismo por su fe, y no de Santa Filomena, y que realmente puso a Santa Filomena como la obradora de esas maravillas por miedo a la vanidad o a que vinieran a acosarlo. Por eso se decía que Juan María Vianney se ocultó "a la sombra de Santa Filomena".
Yo no digo ni que sí ni que no, y personalmente me encantaría que la Santa fuera reincorporada al culto general y que se dieran mas pruebas de su veracidad como santa y mártir, pero no me arriesgo a querer probar lo que no se puede probar de momento, como tanta gente hace.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres