Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

María, igual, pero diferente.

María, igual, pero diferente.

Pregunta: Por que la Virgen de la Luz de México no es como las demás. Por ejemplo, la de nuestro pueblo, Peña Sagra, es más antigua y no es de esta manera como la mexicana. ¿no hay una forma estándar de hacer las imágenes? España

Respuesta: Pues no, querida, no existe un canon establecido. Son cientos las advocaciones marianas, sobre todo las más conocidas y sería muy complicado que los artistas lograsen un acuerdo. Estilos, épocas, materiales, tamaños, circunstancias sobre el nacimiento de la devoción… son muchos detalles como para que coincidan:

1. Vírgenes sentadas, de pie, solas, con Niño, con ángeles, con videntes, con animales…
2.
Vírgenes románicas, góticas, renacentistas, bizantinas, barrocas, neoclásicas, modernistas…

3. Vírgenes de piedra, de madera, de metal, en lienzos, en papel, incluso cortezas de árboles, de mármol, talladas, vestidas...
4. Vírgenes aparecidas, encontradas, soñadas, ideadas por un artista…

En fin, que el origen de una imagen mariana es tan variado, que sería impensable lograr una unidad, incluso en las del mismo nombre. Ya es raro verlas iguales, salvo el caso de los moldes en serie, que sí repiten la misma hasta la saciedad. Pero aún así, hay detalles que nos permiten, al ver una imagen, identificarla con María, sin miedo a errar: por ejemplo, los mantos abiertos en forma de campana y la aureola de 12 estrellas (lamentablemente algunos las usan en santos, craso error).

En el caso que me preguntas, la Virgen de la Luz, tengo que decirte que hay muchas más vírgenes de este nombre: la mayoría porque se celebran el 2 de febrero, La Candelaria, o porque fueron halladas en medio de resplandores o luces. La de México, de la que tengo publicado un artículo, nace por medio de un sueño y es encargada a un artista. Tenemos el caso de La Virgen de Gracia o de las Gracias, muy conocida en Italia, y ninguna es igual (hay desde tallas, hasta iconos orientales), en el 60% de los casos el nombre nace porque María, por medio de esa imagen, derramó alguna gracia o favor.

En los casos de advocaciones reconocibles por su parecido te doy cuatro ejemplo:

1. Las advocaciones relacionadas con las órdenes religiosas, como El Carmen, La Merced o El Buen Remedio, sí que son identificables, aún siendo distintas en su factura, porque el motivo iconográfico es el mismo y son propagadas por una misma familia. Así son reconocibles para todos, en todo el mundo.
2.
Las advocaciones populares como La Dolorosa, La Soledad o El Rosario, son reconocibles por los atributos, como el puñal, el pañuelo o el rosario. Incluso así, muchas tienen nombres propios, como la Dolorosa del Tremor, o El Rosario de la Palma.
3.
Las relacionadas con apariciones, sobre todo modernas, que tienen la misma forma, como Lourdes, Fátima o La Medalla Milagrosa.
4.
Y, por último, las que copian a imágenes veneradas en algún sitio y se desea reproducirla (estos casos generalmente están relacionados con la inmigración, de todos los tiempos), como La Candelaria de Tenerife, Los Desamparados de Valencia, o La Caridad del Cobre de Cuba.

Otra característica importante: la mentalidad de la época: y creo que queda claro en la imagen que pongo de ejemplo: Nuestra Señora del Congo. Una es una estampa de  inicios del siglo XX, impresa en Bélgica, donde María aparece al estilo europeo “de toda la vida”, es una misionera extranjera, diríamos (recordemos que el Congo fue colonia belga). Es una madre protectora, pero alejada de la realidad circundante en cuanto a iconografía. La otra estampa es de los años 60 del siglo XX, y María aparece como una lugareña. Es una más entre los misionados. Es una clara muestra de la inculturación del Evangelio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres