Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Beato Raimundo Llull

Beato Raimundo Llull, Patrono de la Computación.

Beato Raimundo Llull, Patrono de la Computación.

Las computadoras se han convertido en la herramienta de mayor aplicación y uso en nuestro mundo actual. Ellas con sus calidades y capacidades han invadido todas las aéreas del conocimiento con un poder tal que los seres humanos las aceptan sin saber a ciencia cierta su existencia real o imaginada.

Los avances de la tecnología se autoayudan en una carrera casi desenfrenada que hace obsoleto algunos mecanismos antes de dar a luz en los mercados pero que de todas maneras aparecen llenos de promesas y cautivan a sus usuarios. El mundo de la “cibernética” se une al del “conocimiento” lo que anuncia un amanecer cada vez mas lleno de promesas para que los hombres se encuentren a si mismo. Las comunicaciones han “empequeñecido”  los tiempos del planeta y toda la sociedad mundial vive en “directo” todo lo que sucede aun en las antípodas.

En esta fantasía de la “digitalización” se siente que aquel que no está vinculado a la WEB casi no existe ya que queda sumergido en la potente ola de su progreso.  Las sociedades, los mercados, los políticos y los intelectuales han aprendido que sus mensajes  tienen en valor de la actualidad y ella es siempre un presente en el cual están reinando las computadoras.  El mundo maravilloso del futuro aparece detrás de las pantallas y se desliza normalmente ante los ojos confiados que no saben que es lo que viene y solo conocen lo que se les ofrece.

Este proceso casi común y natural en nuestros días tuvo algunos que lo imaginaron y crearon en sus mentes y aun lo materializaron artificios “lógicos” que en su esencia tienen las mismas características de las actuales computadoras. Entre ellos se destaca  Ramón (o Raimundo) Llull, un “laico franciscano” integrante de la Tercera Orden Franciscana, que vivió en el Siglo XIII y se muestra como filósofo, poeta, teólogo y misionero que construyó y operó una “máquina lógica” que en sus funciones nos muestra las misma acciones de las computadoras del presente. Este laico y terciario fue llevado a los altares en su proceso de santidad habiendo sido ya declarado y confirmado como beato.

San Ramón Llull en el año 2007 ya ha sido declarado SANTO PATRONO DE LA COMPUTACION en España y en el presente se lo está proponiendo que se lo haga en Argentina. De esta manera Argentina sería, como en el pasado, resultó una de las más avanzadas propulsoras de la sistematización, la que llevaría en América Latina el primer estandarte de su santo patrono.

Por Tcnl. José Javier de la Cuesta Ávila (LMGSM 1 CMN73  VGB)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Para los informáticos: Beato Raimundo Llull

Para los informáticos: Beato Raimundo Llull

Pregunta: Solo por curiosidad y los informaticos tendremos algún santo, habra algún santo tecnologico?. Saludos excelente esta tu blog

Respuesta: Gracias por el elogio, entre los que preguntan, comentan y escribimos, intentamos hacerlo bien.

El patrono de los informáticos es el Beato Raimundo Llull, desde el año 2001 en que fue proclamado al menos en España. Fue elegido por su método lógico aplicado a la filosofía y la alquimia. Además, trabajó, desarrolló el cálculo mecánico, la inteligencia artificial, los sistemas generativos, los grafos, las redes semánticas y los diagramas de Venn. Su memoria es el 29 de marzo. Un detalle, se lee que la patrona es Santa Tecla, por una alusión al nombre, pero esto no es así, ella lo es de las secretarias.

Raimundo nació en Mallorca en 1232 o 1233, de joven fue paje en la corte de Jaime I de Aragón, que lo hizo preceptor de su hijo. Durante estos años en la corte, llevó una vida mundana, y de gran ostentación, teniendo varios amoríos con doncellas y alguna casada. En esta época compuso canciones de amor, picarescas y divertidas. Sobre los 30 años su espíritu comenzó a cambiar, tuvo varias revelaciones de Cristo, que le impulsaron a cambiar de vida, desposeerse de todos sus bienes y dejar a su familia, para ser predicador de la misericordia divina. Aprendió árabe para predicar a los moros, luego se retiró a una cueva, donde vivió entregado a la maditación y la penitencia. En el monasterio cisterciense de La Real, aprendió latín y filosofía.

Construyó un monasterio para adiestrar misioneros y cristianizar a los árabes. Intentó convencer al papa Nicolás IV para emprender una nueva Cruzada, pero este se negó, por lo que Raimundo comenzó su predicación por Alemania, Francia, Italia, Tierra Santa, el Magreb, buscando convertir a los musulmanes y judíos, por lo que no dudaba en predicar en las puertas de las mezquitas y sinagogas. Esto provocó que en el norte de África estuvo a punto de ser lapidado. Viajó a Roma a presentar su proyecto de reforma de la Iglesia, que pasaba por una Cruzada definitiva de conversión de musulmanes y judíos, pero de nuevo fue rechazado. Ante esto, decide ingresar en la orden franciscana, y fue admitido como terciario, es decir, como laico consagrado.

Participó en el concilio de Vienne, y se supone que defendió la inocencia de los Templarios, que serían disueltos allí, pero no se tiene constancia de ello. Se estima que fue así por su proyecto de la Gran Cruzada y porque conocía del valor de los Templarios. Allí se aceptó su propuesta de crear colegios para enseñar a los misioneros las lenguas orientales fue aceptada, mientras que la  de marchar a una nueva cruzada fue rechazada (que insistente, no?). Luego viajó a Túnez para continuar su misión. Murió el 29 de junio de 1325, martirizado por unos musulmanes. Su cuerpo se venera en el convento de San Francisco de Mallorca. Fue beatificado en Toledo, en el siglo XVI, como mártir, pero su canonización quedó truncada, por sospechas sobre la ortodoxia de su obra. aún así Juan Pablo II confirmó su beatificación, junto a la de otros beatificados "vox populi", como Fra Angelio o Junípero Serra.

Escribió sobre filosofía, teología, alquimia, lógica, física, arte, cábalas, ciencias; baste decir que habló de la gravedad 301 años antes que Newton. Su obra está casi toda en catalán, árabe y latín, aunque conocía el griego y el hebreo también. Es considerado un gran pensador en los campos espiritual y literario de la Edad Media. Es conocido con los apodos de El Árabe Cristiano, Doctor Inspirado o Doctor Iluminado. La imagen que muestro es la que se conserva en la universidad de Barcelona.

P.D. Los métodos pastorales y misioneros de Raimundo nos podrán parecer hoy inaceptables, pero él fue un hijo de su tiempo y como tal reaccionaba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres