Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Los Santos y sus animales

De San Roque, vida y leyenda

De San Roque, vida y leyenda

Pregunta: Agradecería recibir información sobre la vida de san roque y el porque se lo asocia con un perro. Desde ya muy agradecido y lo felicito por el impresionante trabajo que realiza, lo claro y bien completo de las respuestas. He pasado horas leyendo en su blog un poco de cada cosa, desburrándome un poco. Argentina.

Respuesta: Gracias por dedicarle tantas horas al blog, me halaga que te guste.
De San Roque hay algunos datos históricos, pero lo más que se sabe es por tradición oral, aunque de existir, existió, eso no tiene duda. Así que ni es un mito celta, ni una antigua divinidad pagana reconvertida. Estos pocos datos afirman que nació en 1350 (no en 1295, como se decía antes) y nació en una familia de clase media. Desde su nacimiento tenía un curioso lunar en forma de cruz que, típico de los tiempos, fue tomado como una señal divina.

Muy joven, Roque perdió a sus padres y decidió hacerse peregrino y atender a los pobres, por lo que dio todo su dinero a los pobres y confió a su tío administrar sus bienes en beneficio de estos. Se dirigió a Roma, pero deteniéndose en cada sitio que podía cuidar enfermos e inválidos. En Roma estuvo tres años y, de regreso a su casa, pasando un tiempo en Piacenza, atendiendo a los enfermos, quedó contagiado de la peste.

Desalojado de la ciudad, donde tanto bien había hecho, se refugió en un bosque, esperando morir. Alli, día tras día, un perro le llevaba un trozo de pan; el dueño del perro, que no era hombre piadoso ni siquiera una buena persona, quedó admirado por semejante hecho y se convirtió, arregló sus asuntos y cambió de vida. Contra todo proóstico, Roque sanó de la peste, se dirigió a su tierra, que estaba en ese momento en guerra, no fue reconocido, fue tomado por un espía, y sin juicio alguno, lo enviaron a la cárcel, y según la historia estuvo entre 5 y 8 años entre rejas, donde murió. La leyenda dice que, al ser preparado su cadáver, su abuela lo reconoció por el lunar.

Esto es la historia, pero como siempre… hay una leyenda creada posteriormente y que busca florear la vida del santo, hacerla más vistosa:

Roque era hijo de Juan y Libera, príncipes de Montpellier y descendiente de la Casa Real francesa. Sus padres no podían tener hijos y rogaron a la Virgen María les concediera un hijo. Nacido este (con lunar incluido), le llamaron Roque.el niño se abstenía del pecho de su madre dos días a la semana, para ayunar. A los siete años ya hacía todo tipo de obras piadosas y caritativas. Entonces su padre cayó enfermo y le dijo: “Roque, me estoy muriendo. Como legado te dejo cuatro cosas; la primera, servir a nuestro Señor Jesús; la segunda, servir siempre a los pobres; la tercera, te nombro dueño de mi propiedad y bienes, que deberás emplear en beneficio de los pobres; la cuarta, que siempre haya en tus casas, espacio para pobres, enfermos y huérfanos”.

Cuando Roque tenía 20 años, su madre murió y él se dedicó a visitar las casas de los pobres, a ayudar a enfermos y necesitados de palabra y obra. A las chicas pobres les dotaba para que pudieran casarse, en fin, que todo lo que su padre le había dejado lo dio a los pobres. Cuando consideró que había cumplido a su padre, decidió llevar vida de peregrino. Después de un largo viaje por varias regiones, llegó finalmente a Roma, que estaba llena de apestados. Obtuvo alojamiento en el palacio de un cardenal que, al poco tiempo, también cayó enfermo, pero Roque lo sanó haciéndole la señal de la cruz.

Permaneció tres años con el cardenal, dedicado a los enfermos y los pobres, sin revelar su origen noble. Cuando el cardenal murió, se fue a Piacenza, pues había oído decir la peste hacía estragos allí. Se llegó al hospital donde pasó mucho tiempo acogiendo pobres, hasta que un día tiene la visión de un ángel que le dice: "Roque, levántate y prepárate a sufrir tu propia llaga”. En ese momento se dio cuenta de que había enfermado de peste, por lo que fue arrojado por los mismos que hasta hacía poco atendía. Algunos protestaron, pero el dueño del hospital mintió: "El peregrino enfermó de la peste y se fue en contra de nuestra voluntad”.

Algunos lo buscaron, temerosos que Dios les castigara con más enfermedad por arrojar a un hombre tan bueno, pero no le hallaron. Roque se fue a un bosque, donde se hizo una choza. Por un milagro, de la tierra brotó una fuente que le daba agua. A los pocos días apareció el perro con el pan en la boca, ya conocido, el dueño, llamado Gottard que le persigue y halla a Roque, que le dice: "amigo, aléjate de mí, porque tengo la plaga”. El joven se va, pero regresa impactado si no debía hacer lo mismo él, que es cristiano, mientras su perro es un animal. Roque le contestó que aunque cumpliera los mandamientos, que dejara todo, se hiciera pobre con los pobres, salvaría su almay ocurriría un milagro. Así fue, Gottard lo dejó todo, se dedicó a los pobres a pesar de su familia y entonces llegó el milagro: sanaron los apestados de Piacenza.

Entonces, Roque oró para que Dios le librase de su enfermedad, y así pasó. Se dirigió a su tierra natal y pasó lo que ya sabemos. Error, cárcel, muerte, reconocimiento y entierro solemne, salvo que la leyenda incluye otros detalles: una intervención mariana, la confesión y comunión y un pergamino en el que Roque aclara quien es en verdad.

En 1485 las reliquias fueron trasladados desde Montpellier a Venecia, hecho que desplegó su culto por toda Europa, sobre todo gracias a los franciscanos, que le hicieron terciario de su orden. Las primeras representaciones del santo están en Nuremberg y Bingen, asimismo los primeros traslados de otras reliquias fueron a Amberes. Así que fueron los Países Bajos los que fomentaron más su culto. En los campos de Francia, el 16 de agosto se bendicen hierbas que mezclan con el forraje, para la protección del ganado.

Es patrón contra la peste, el cólera y otras epidemias, y para el dolor en los pies, las rodillas y las piernas, la rabia, la peste y todo tipo de accidentes y llagas. También protege a presos, enfermos, hospitales, hospicios, médicos, cirujanos, farmacéuticos y sepultureros, peregrinos, agricultores, jardineros, vinateros, camineros, carpinteros,  fabricantes de fuegos artificiales, marinos y carreteros. También es patrono de las ciudades de Montpellier, Parma y Venecia.

Su iconografía aunque variada, es abundante y perfectamente reconocible: viste de peregrino (bastón con calabaza, sombrero, concha). Suele levantar la ropa con un bonito gesto, para mostrar las llagas, y casi siempre le acompaña el perro, que lleva el pan en la boca, y a veces un ángel. Su fiesta es el 16 de agosto, pero también aparece a 13 ó 18 del mismo mes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Al fin, la comadreja.

Al fin, la comadreja.

De las cosas que he aprendido en este mundillo de santos, aparte de que muchas cosas no son en realidad como nos han contado; es a tener paciencia y que cuando menos buscas una cosa ¡zas! aparece... A que viene esto? Pues a que cuando empecé a interesarme por el tema de los Santos y sus animales, obtuve (Dios recuerde como) la información de que al Beato Jordán de Sajonia, se le representaba con una comadreja... al ser un animal tan raro, me quedó la curiosidad de saber el por qué de semejante bicho en la vida del santo. Y he aquí, que hace un par de días, buscando información sobre Santa Bertha de Arras (la cual no tiene nada que ver con Jordán) ¡voilá! llega a mis manos, mis ojos, mis oídos la información ansiada.

Que sí, que es una bobería y que es un tema que no importa a nadie, pero a mi, vamos, me da igual... y aquí va la historia de la comadreja, o mejor dicho, del santito y su comadreja:

La leyenda dice que en 1236, paseando con el hermano dominico sacristán del convento de Lausana, entre que hablaban de Dios, ante sus ojos, una comadreja apareció de pronto y más rápida aún, entró a su madriguera.El hermano se quedó embobado mirando allí y Jordán le preguntó: "¿Qué ves ahí, que tanto te llama la atención?" El fraile contestó: "Hay una hermosa criatura, tan blanca como la nieve". El santo, sonriendo, se inclinó hacie el agujero y dijo "Bueno, mi pobre criatura, sal, para que podamos verte". Inmediatamente el animal asomó el hocico, salió y se acercó a Jordán, dejándose acariciar por él largo rato, hasta que el santo le dijo: "Ya está, ahora vuelve a tu agujero, y alabemos al Señor que te hizo". Inmediatamente el animalejo desapareció en su madriguera.

Y ya está. Y puestos, pues solo queda contar algo sobre el beato.

Beato Jordán de Sajonia, general dominico. 13 de febrero.
Nació cerca de Paderborn, y estudió en París, donde conoció a Santo Domingo de Guzmán (8 de agosto), cuando este visitó la ciudad en 1219. El Miércoles de Ceniza de 1220, fue ordenado sacerdote y poco después se presentó a Domingo: quería entrar en la Orden de predicadores, recién fundada, pero ya establecida en Bolonia, París y otras ciudades de Francia, Alemania, Italia y España.

Llegó a ser General de la Orden y bajo su gobierno, esta floreció abundantemente, llegando hasta el último rincón de Europa. Fue un hombre de grandes virtudes y dotado para la predicación, la enseñanza y el gobierno. Con su ejemplo ganó a San Alberto Magno (15 de noviembre) para la orden y los estudiantes lo amaban sinceramente, por su equilibrio entre justicia y misericordia. En una ocasión, uno le preguntó qué era mejor: la oración o el estudio de la Biblia. Él respondió con otra pregunta: "¿Qué es mejor, comer o beber?; tienes que hacer las dos cosas". "Lo mismo sucede con la oración y el estudio de la Biblia", fue la respuesta

Al regresar de una peregrinación a Tierra Santa, perdió la vida en un naufragio frente a la costa de Siria. Fue enterrado en la ciudad costera de San Juan de Acre. Fue beatificado en 1828 y se representa con un libro, una cruz, con un lirio y con la susodicha comadreja (de esta forma jamás lo ví, os debo la imagen)

De Santos y animales... una prueba.

De Santos y animales... una prueba.

Prueba irrefutable de cuanto están presentes los animales en la iconografía cristiana. Aquí en esta imagen, los cuatro Padres latinos de la Iglesia, aparecen cada uno con animales. Sin proponérselo, forman un conjunto donde el atributo más característicos es precisamente el animal:

San Gregorio Magno, con paloma
San Jerónimo, con león.
San Agustín, con paloma.
San Ambrosio, con abejas.

Y si estuviesen los cuatro Padres Orientales, llevarían su paloma también. Y así, en nuestras iglesias, si nos fijamos algún ejemplar zoológico hallaremos.

Santa Inés y el cordero

Santa Inés y el cordero

Hace tiempo, publiqué en cierto grupo de Flickr un breve articulillo hablando sobre el atributo más común para identificar a Santa Inés, virgen y mártir de Roma (21 de enero), que es un cordero. Esperaba que suscitara cierto interés y que diera pie a hablar de más atributos de animales en los Santos, pero la verdad es que hace ya unos seis meses de ello y no ha recibido atención alguna. De ahí que se me haya ocurrido colocarlo en el blog, aumentado y corregido, donde al menos sí espero que sea leído.
Se ha hablado en diversos santorales y páginas web acerca de qué significa el cordero, y por qué Santa Inés lo lleva. Hay muchas versiones y teorías, algunas realmente disparatadas, de las cuales aquí vienen algunas:

- Inés tenía un corderito como mascota (es verdad, esto estaba en cierto libro infantil que no citaré).
- Inés era tan pura y casta que el animal con que se identifica es el cordero.
- Inés era tan inocente como un cordero.
- Inés murió degollada, por lo que su atributo debe ser un animal que ritualmente muere degollado, es decir, el cordero.
- Inés, como virgen cristiana, era esposa de Cristo, Cordero de Dios, con lo cual ella es la “Cordera de Dios”, y por eso lleva un cordero, que representa a Cristo (sí, esto también lo he visto por ahí).
- Cuando Inés fue arrojada a la hoguera, tiraron a un cordero con ella (lo siento, no puedo evitar reírme: algunos interpretan demasiado literalmente los cuadros de martirios en el arte sacro).
- Cuando Inés subió al cielo glorificada, Cristo le regaló un cordero (para que se entretuviera, la pobrecita).
- Cuando Inés se apareció a sus padres después de muerta, llevaba un cordero en brazos.

Todas estas cosas –y algunas más- se han dicho acerca de por qué Santa Inés lleva un cordero. La verdad es que la mayoría no merecen mucha atención, más allá de la anécdota. En realidad, el hecho de que Santa Inés lleve un cordero, se podría resumir simplemente en esto:

Desconocemos el auténtico nombre de esta niña mártir de los primeros siglos del cristianismo, aun cuando legendariamente se nos ha transmitido que nació en la gran gens romana Clodia (en cuyo caso, su nombre propio podría haber sido Clodia, ya que era costumbre poner a las mujeres de una gens el patronímico familliar, pero en este caso particular es indemostrable). No conociendo su nombre verdadero, empezó a atribuírsele el de Agnus, que en latín significa cordero, hasta modificarse y feminizarse en Agnes, esto es, Inés. ¿Por qué? Probabemente como alegoría propia de una víctima degollada. Las primeras representaciones de esta mártir no la distinguen de las otras. A partir del siglo X empieza a aparecer con el cordero en brazos, ¿por qué? Pues para indicar su nombre a las masas de cristianos analfabetos que no podían leer su nombre (SANCTA AGNES), pero que sí veía el cordero, y recordando que es Agnus, la identificaban enseguida como Agnes, Inés. Con el tiempo, hasta el letrero dejó de aparecer, y se quedó únicamente el cordero.

A partir de ahí, las piadosas y bellas alegorías de la cordera degollada, la inocente víctima inmolada y demás símiles que se pueden hacer con el cordero, son posteriores a la generalización de la representación de esta Santa con el cordero, que tienen sin duda origen en la primera elección del nombre. Y aún posteriores a esto son esos detalles legendarios de la larga cabellera dorada, el ángel que la defendía en el burdel, la hoguera que no la consumía, etc. Incluso se ha llegado a obviar la auténtica edad de la mártir (13 años) haciéndola pasar por una joven muchacha o, incluso, por una mujer adulta, en la mayoría de sus representaciones artísticas.

La prueba es que, la otra Santa Inés más conocida, Inés de Montepulciano, también lleva un cordero, ¿y por qué va a ser esto si no es por su nombre? Pues no hay cordero alguno presente en la vida de esta religiosa...

Meldelen

Santa Inés de Praga tambien lleva un cordero, aunque sólo lo he visto en un sola imagen suya.

Ramón

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El dragón y el perrito

El dragón y el perrito

Pregunta: Hola, antes que todo una felicitación por los datos interesantes de la página. Tengo la duda de porqué se representa a Santa Marta con un dragón encadenado. Además, porqué Santo Domingo lleva a sus pies un perrito con sus patas delanteras sobre un orbe y con una vela en su hocico. Gracias. España

Respuesta: Gracias por los elogios a la página. Aquí vamos: La leyenda provenzal de Santa Marta (29 de julio), dice que al llegar a Francia, la gloriosa virgen Marta, se enfrentó a una tarasca (especie de dragón) y la venció con su pureza y sabiduría. Esto es una leyenda medieval, que probablemente en sus orígenes sea una especie de parábola que signifique la derrota del paganismo, por la fe cristiana y personificada en Santa Marta para darle más autenticidad. A veces es un dragón, otras un basilisco y en Filipinas, un cocodrilo, por devoción local.

En cuanto al perrito de Santo Domingo (8 de agosto): Se cuenta que su madre, la Beata Juana de Aza (8 de agosto), estando embarazada del santo, tenía el mismo sueño una y otra vez: veía un perro con una antorcha ardiente que incendiaba al mundo. Consultó con su confesor, Santo Domingo de la Calzada (12 de mayo), y este le reveló que tendría un hijo que, con su palabra ardiente, renovaría la fe del mundo. Ya sabemos todo lo que logró la predicación de Santo Domingo y su orden. También aquí el origen de esta historia puede ser el mismo nombre de la orden "dominicos", o "domini canis", o sea "perros del Señor", más bonito, "siervos del Señor".

si te interesa más sobre santos y animales, en el blog tienes más sobre este asunto:

http://preguntasantoral.blogia.com/temas/los-santos-y-sus-animales.php

De escorpiones y lagartos

De escorpiones y lagartos

Pregunta: Este es un gran servicio y gracias por proporcionarlo! Mi pregunta no es acerca de un santo, sino de símbolos. Espero que me puedas ayudar ¿Qué significado tiene en el cristianismo los escorpiones y sus depredadores (un tipo de lagarto)? Te agradezco de antemano el tiempo que te has tomado en leer mi email. Saludos afectuosos. México

Respuesta:
Gracias a ti por reconocer nuestro trabajo, que sin los que preguntan no tendría sentido. En la simbología cristiana, los escorpiones generalmente representan el mal, como en la escritura, el salmo dice "caminarás entre escorpiones y áspides". También varios santos mártires se acompañan de escorpiones, y esto es porque, según sus "actas" los martirizaban de distintas maneras con estos bichos: Santa Tecla, Santa Mohrail (en la imagen), San Terenciano de Todi y San Julián de Anarzaba.

En cuanto al lagarto... realmente no encuentro nada, no ya que hable de su significado, ni siquiera los veo en la simbología del cristianismo, otra cosa es si hablamos de basiliscos (San Siro de Génova, San Trifón, San Juan de Réome), leviatanes (SanColumbano de Iona y San Calistrato) u otro tipo de mounstruos legendarios que vendrían a significar lo mismo; el mal. Espero poder ayudarte, ni no es así, me das más datos y veo que encuentro.

Y gracias a ti por preguntarme… saludos.

PD: Meldelen, colaboradora, me pasa una imagen de Santa Margarita de Antioquía, con un lagarto en la mano, en lugar del clásico dragón, curioso a la par de asqueroso.

 

San Jorge y su animalito

San Jorge y su animalito

Pregunta: La pregunta es: existió San Jorge? o sólo es una leyenda... gracias y saludos

Respuesta: Existió un mártir, llamado Jorge, de gran veneración en Oriente, luego pasó a Occidente y de ahí a casi todo el mundo. Hasta ahí todo es real. Posteriormente, la "leyenda dorada", un género muy popular en la Edad Media, le atribuiría a muchos santos hechos milagrosos y se reconstruian las "vidas" a partir de otras existentes anteriormente. Es el caso de san Jorge y su "dragón", visto hoy como un símbolo del mal y no como un monstruo real y existente (los antiguos sí lo creían). San Jorge es llamado "megalomártir", es decir, el Gran Mártir. Es patrono de Inglaterra, Cataluña (visca sant jordi), Rusia, Grecia, entre otros tantos lugares, países, ciudades y pueblos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres