Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

De catacumbas y corposantos (II)

De catacumbas y corposantos (II)

De las traslaciones de los "corposantos".
Lo primero que quisiera recordar es que las catacumbas en tiempos de persecusión eran sitios de culto, donde se ponía de relieve aún más, si cabe, esa cercanía con los mártires, con los bienaventurados a los que se les pedía protección. Al terminar las persecusiones, al menos las "oficiales", y comenzar a construirse los templos, iglesias y basílicas, ya con libertad, esta necesidad de cercanía con los santos continúa, pero ahora se manifiesta de otro modo: los enterramientos se efectúan dentro de las iglesias. Sobre los siglos VI y VII ya era costumbre poner debajo de los altares el cuerpo de algún mártir, aunque no expuestos. lamentablemente, de aquella época no quedan casi templos que testiguen esta costumbre, pero sí quedan los numerosos hallazgos o "invenciones" de cuerpos identificados mucho tiempo después, en medio de derrumbres, escombros o paredes tapiadas. Un caso, por ejemplo, San Lázaro, en Marsella, tenido como el Lázaro del Evangelio. Está claro que la evolución de los enterramientos en las iglesias está marcado por los intereses, los títulos, los beneficios eclesiásticos. En plena Edad Media, en los monsterios solo podían enterrarse los monjes y en algunos, los fundadores o benefactores. Los reyes escogen un sitio para Panteón Real, donde serán enterrados. Parece que me desvío del tema, pero es para dar una idea de que el contacto con los muertos dentro de los templos y sus alrededores es algo que viene de lejos y que aún nos rodea, a pesar de la prohibición del enterramiento en templos.

Los primeros cuerpos en ser expuestos pues serán santos locales, de devoción reducida: Eran trasladados con solemnidad, por el obispo de la diócesis, que elegía un día para recordarlo; y esto era lo equivalente a una canonización, y así fue hasta que el papa se reservó el poder de canonizar santos. Actualmente, con Benedicto XVI, las beatificaciones vuelven a ser locales y celebradas por el obispo del lugar, o un delegado papal, reservándose el Papa las canonizaciones. Un ejemplo: San Buckard de Wutzburg fue trasladado el 14 de octubre de 983, por lo que se señaló ese para su fiesta. Algunos santos tenían doble celebración, por ello mismo: Santo Tomás apóstol, el 21 de diciembre y el 3 de julio, día de la traslación. Algunas órdenes religiosas conservan estas festividades (los trinitarios, por ejemplo), pero de manera particular.

Y volviendo a los corposantos: Entre los siglos XVI (pleno barroco y contrarreforma católica) y XVIII (y un poco más también) se da el "boom" de las traslaciones y exposiciones. Surgen las bellas imágenes yacentes que esconden osamentas o parte de huesos, representando al mártir muerto o en agonía, con heridas muchas veces imaginadas por el artista, porque no hay testimonio alguno, la mayoría de las veces, si murió degollado, quemado o apedreado. Según avanza el tiempo, ya se ven plácidamente sentados, o recostados, "vivos".

En estas invenciones y traslaciones influyen los vaciamientos, restauraciones y adecentamiento de las catacumbas. Los monasterios, catedrales, parroquias y hasta simples capillas públicas o privadas comienzan a solicitar y recibir "corposantos", ratificados por Roma y, todo sea dicho, la mayoría mediante "el pago de una limosna". Europa y la incipiente America cristiana comienzan a recibirlos (América sobre todo en los siglos XVIII y XIX). Algunos de estos corposantos lograron devoción más allá de su sitio definitivo (Santa Fortunata o Santa Filomena, cuyas imágenes se repiten, confundiendo a muchos somo si tuvieran los cuerpos dentro), sobre todo por la emigración, que siempre lleva sus devociones.

Algunos puntos a considerar sobre los corposantos.

1. NO son cuerpos incorruptos, sólo cubren la osamenta entera o guardan en un receptáculo (generalmente situado debajo o en la cabeza) parte de los huesos.

2. Normalmente su día de celebración, si se les celebra en algún sitio, es el día de la llegada o bendición de su altar. La experiencia demuestra que la mayoría no son celebrados especialmente.

3. Aunque hay santos posteriores, sobre todo fundadores de órdenes religiosas, expuestos a la veneración, ya sea incorruptos, embalsamados o dentro de imágenes yacentes, no son propiamente "corposantos"; este término se le aplica aquellos desconocidos y extraídos de las catacumbas o también de otros sitios, pero siempre a santos desconocidos.

4. Hay algunos con nombres que son puras alegorías, así abundan los Victor (victorioso), los Donatos (donados), los Felicísimo... pero de esto ya hay un artículo más largo.

La sensibilidad moderna prefiere no tener estos cuerpos así, a la vista, sobre todo cuando son esqueletos descarnados, y realmente en ocasiones no son gratos a la vista. Las opiniones aquí pueden ser muchas y tener su parte de validez... la mía es que siempre deben ser tratados con respeto (esto comprende quitarles el polvo y vestirles correctamente) y, si son retirados del culto público, no han de tirarse como fardos en sacristías o almacenes, sino enterrarles y punto.

La imagen que muestro es San Florencio en Orizaba, México, uno de los más impresionantes, por su realismo, que he visto. También lo tienen por incorrupto e incluso "cada año le afeitan, porque le crece la barba"... bueno...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Ricardo -

Disculpen la ignorania, pero ¿Qué es exactamente un "coprposanto"? Estuve buscando y mucho no encontré, agradecería que me aclaren la duda.
desde ya muchas gracias y que Dios los bendiga!

Jairo -

Hola!
Esa foto la tomé yo, es en la parroquia de San Juan de Dios, en Orizaba.
Había estado buscando información sobre este corposanto, y bueno, de tu post concluyo que es de cera y que solamente se guardan sus reliquias en la urna que está a sus pies (dice algo de sanguinis).
Si tienes más información sobre la vida de este mártir te agradecería mucho que la compartieras conmigo.
Gracias de antemano.

MAR -

EN LA CATEDRAL DE CORDOBA VERACRUZ, HAY TAMBIEN UNA URNA CON ESTE MARTIR SE ENCUENTRA ATRAS DEL ALTAR MAYOR, PASANDO POR EL DEAMBULATORIO.

Meldelen -

San Florencio, ouch, que lleva un hachazo en la cabeza... ¿de donde se lo sacarian? A veces encuentran el cráneo fracturado y solo con eso ya suponen, aunque pudo romperse en otras circunstancias, post mortem... y por cierto, ya lo dije, se parece terriblemente al actor Adrien Brody. Pero eso de que le tengan que afeitar la barba... si es una máscara de cera!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres