Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

CORPOSANTOS

Santa Faustina en Sao Paulo, otra más de Corposantos

Santa Faustina en Sao Paulo, otra más de Corposantos

Tratado el tema de los corposantos, y más a fondo el tema de la polémica de Santa Faustina (no por mi, sino por una ex-colaboradora gran conocedora del tema), me llega desde Sao Paulo un aporte del Profesor Francisco Carballa sobre una tercera Faustina, que viene a corroborar que en este asunto, ni todo está dicho, ni mucho menos que un nombre sea exclusivo, por aquello de "la mía es la auténtica".

Esta imagen de Brasil pueden verla aquí con mejor resolución y ver que también tuvo su pequeño debate, ya zanjado hace tiempo. Copio de la fotografía que me hacen llegar, donde se puede leer el texto que acompaña la imagen yacente:

"En 1857, el Rector del Seminario Diocesano de Sao Paulo, Fray Eugenio de Rumelly, capuchino, estando de partida para Europa, hizo una visita de despedida a las religiosas del Monasterio de Nuestra Señora de la Luz. Una de las Hermanas manifestó los deseos de que, a su vuelta, les trajese alguna reliquia de santos mártires. Atendiendo su devoto pedido, Fray Eugenio, en Roma, se dirigió a las catacumbas, pidiendo a Dios se dignase mostrarle cual de las reliquias debía traer al convento. Pasando por el lado de Santa Faustina, una piedrecita se desprendió de la pared, por lo que le dijo el guía que le acompañaba: ’Esta niña quiere irse a Brasil’.

Fue retirado una parte de los huesos y colocado en una imagen de cera, representando a una virgencita mártir, y unas partes de su sangre encerradas en un relicario. Así fue recibida en Sao Paulo muy festivamente, el 10 de septiembre de 1857 y conducida a la iglesia del monasterio de La Luz, donde hoy se encuentra. Su fiesta es celebrada a 29 de julio".

Hasta aquí el texto, que da algunas pautas sobre la imagen, pero que también necesita ser aclarado en algunos términos.

1. Se expresa la espiritualidad y devoción de la época, muy decimonónicos, de tener reliquias de mártires, sean quien sea. Aunque los corposantos se exportaban desde el XVII, el boom fue en el XIX y algo entrado el siglo XX.

2. Se le da, de alguna manera, un sentido sobrenatural al hallazgo y el traslado. Una piedrecita indica que es esa reliquia y no otra quien debe ir a Brasil. Algo parecido leemos de Santa Filomena, cuando al pasar por delante de su osamenta, el sacerdote recibe la luz sobre un problema moral que tenía.

3. El texto insinúa que el cuerpo se sacó ahí mismo de las catacumbas, pero hay que saber que la mayoría de estos cuerpos ya estaban extraídos y depositados en sitios aparte, con sus vas sanguinis o determinadas reliquias. De hecho, el identificarla enseguida con una chica ("esta niña"...) indica que ya había sido identificada como una persona del género femenino y de corta edad.

4. No parece estar la osamenta completa, pues se indica que se puso solo una parte. Es de suponer porque era solo lo que había, pues aunque estos cuerpos se repartían como churros, se enviaban completos, sin dejar una parte aquí y otra allá, para evitar duplicidad de veneración y errores (aunque los errores estuvieron, están y estarán). En cuanto a las reliquias de la sangre, deben tratarse de telas empapadas, tierra ensangrentada, como se solía poner junto a los mártires al ser enterrados.

5. Identificada como mártir, vemos como enseguida fue calificada de "virgen", aunque en este caso sea por la corta edad, ya sabemos que todas las mujeres halladas en las catacumbas, salvo casos explícitos, eran consideradas vírgenes mártires, sin mayor estudio ni análisis. Así que habrá vírgenes mártires que ni una cosa ni la otra.

6. La imagen, de factura justita, artísticamente hablando, aparece muy intervenida, con el "vas sanguinis a los pies", un gran tajo en el cuello, que se ve pintado de forma burda; palma y rosas en la mano izquierda, mientras la derecha descansa al costado del cuerpo. Es venerada bajo el altar del Sagrado Corazón de dicha iglesia.

7. Desconozco el por que la festividad es el 29 de julio, siendo recibida el 10 de septiembre. La única pista la da en que ese día se celebra a San Faustino de Roma, hermano de Santa Beatriz, y hayan querido ponerla el día "de su santo". Al menos no la han identificado con su homónima del 15 de febrero, venerada en Utretch que ni se sabe quien es; o la Faustina mártir de Tesalónica, del 1 de junio; ni la santa del mismo nombre del 9 de septiembre, venerada en Tienen, Brabante, solo por poner tres ejemplos (que hay más).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

San Valente de Vinaroz

San Valente de Vinaroz

Otro corposanto, en este caso en Vinaroz, Castellón.
La persona que me hace la pregunta, me dice: "En mi pueblo se veneró durante muchos años el cuerpo incorrupto de San Valente, pero nadie se preocupó de averiguar quién era este santo. De hecho, ni siquiera en Internet he podido encontrar nada sobre él. Lo único que se sabe es que según la auténtica que acompañó el cuerpo cuando se trajo de Nápoles, es que se había extraido del cementerio de Ceriaco (nombre del que tampoco se encuentra nada). Después de muchas investigaciones , he podido encontrar indicios de que podría tratarse del efímero Emperador romano Valerio Valente (duró dos meses, de diciembre del 316 a marzo de 317). Fue muerto por imposición de Constantino al co-emperador Licinio, pero no hay noticia de que fuera cristiano. Mis preguntas son: ¿Es posible que se trate del Emperador Valerio Valente?. ¿Qué población es Ceriaco? ¿Es posible que se considerase santo únicamente por el hecho de que su cuerpo se conservase incorrupto?"

Lo primero que salta a la vista es la imposibilidad de que sea tal personaje el venerado en Vinaroz, ya que ningún emperador sería enterrado en las catacumbas romanas... es demasiado pedir; por lo tanto, la experiencia en estos temas me indicaba que sólo era un santo desconocido de las catacumbas. Con ese co-emperador lo único que coincide es el nombre. Visto esto, le aclaré que Ciriaco es uno de los tantos cementerios donde había catacumbas y enterramientos cristianos, como el de Pretextato, Priscilla, San Calixto... no es un pueblo, sino una catacumba y que muchos mártires han salido de este cementerio de Ciríaco. Le recuerdo que es común identificar corposantos con santos del martirologio, dando pie a confusiones y errores, y que en la sección CORPOSANTOS del blog podía ver algunos casos.

Le pido una fotografía, si existiera, ya que el santo no estaba en veneración, para poder determinar la incorrupción o no y, claro, para publicarlo en el blog.

Enseguida me responde este amigo y me dice: “Muchas gracias por tu pronta y detallada respuesta. Efectivamente, me pareció raro que el cuerpo de un emperador acabase en Vinaroz, aunque en realidad fue un efímero co-emperador con Licinio, que lo hizo matar por exigencia del también emperador Constantino. En principio me pareció que algunos indicios apuntaban esa posibilidad, en especial la indumentaria del cuerpo en la que parece apreciarse una corona de laurel y flores y, sobre todo una especie de coraza romana al estilo de las que lucían los emperadores. En la foto que te adjunto pueden verse ambas cosas. En el grabado que se hizo en su día, que tambien te adjunto, ambos atributos aparecen más claramente definidos, aunque evidentemente ahí el artista puso de su parte lo que le pareció conveniente.

La historia de la llegada de este cuerpo a Vinaroz es resumidamente la siguiente: En 1780 el capitán vinarocense Jose Carlos Esteller, de guarnición en Nápoles, pidió al papa Pio VI una reliquia de algún santo para llevarla a su pueblo. Sorprendentemente, a los dos meses el papa le hizo donación del cuerpo de San Valente, en una urna de cristal bastante lujosa. Todo se trajo a Vinaroz y fue objeto de un recibimiento apoteósico y una veneración singular durante muchos años e incluso tiempo despues de la llegada del cuerpo se hizo una novena de la que tengo copia. En 1936 todo fue destruido. Lo que me llamó la atención y he tratado de esclarecer es que durante 155 años nadie hizo el menor intento de saber algo de la vida y muerte de este santo. También resulta sorprendente la generosidad de Pio VI con un simple capitán español, teniendo en cuenta el enorme valor y estimación que en el siglo XVIII se atribuía a las reliquias de santos. Por otro lado, veo que también hay un San Valente de Jerusalén, pero esto lo veo más improbable. Muchas gracias de nuevo y hasta pronto”.

A esta respuesta, sólo le quedaba precisar un par de cosas: Precisamente por ser la corona de laurel símbolo de la victoria y del premio en Roma, a los mártires se les pone, porque nadie como ellos ha alcanzado la suprema victoria, y en cuanto a las vestiduras, pues lo mismo, todos siguen un esquema: visten como soldados romanos, la explicación de esto podría hallarse en que los mártires son la “Miles Christi”, o sea, la milicia de Cristo. Además de la cuestión estética, parecen más “romanos”. Lo otro por precisar es que fue el mismo aprecio por las reliquias, lo que hizo que los siglos del XVII al XIX fueran pródigos en estas donaciones de cuerpos de mártires. No es tan extraño que le fuera dado a un militar, un noble, un sacerdote o unas religiosas. Los ejemplos abundan.

Y aquí está la fotografía, perteneciente al Archivo de Agustín Delgado, Vinaroz. La sorpresa que me llevé fue grande, porque sí que parece estar incorrupto, o al menos momificado, sería el único caso que he visto en fotos (el otro es Santa Benedicta de Monacilioni) de una verdadera incorrupción o momificación natural. Antes le había dicho que tal vez no fuera un cuerpo incorrupto, sino una osamenta dentro de una imagen de cera, como tantos que hay. Los incorruptos no abundan tanto como se cree, son simples recubiertas de cera o escayola. En todo caso, no es la incorrupción, si la había, lo que determinó su santidad, sino el hecho del enterramiento y vestigios de veneración como mártir; pero tengo que admitir que me precipité, sí parece incorrupción. Lástima que haya sido destruido por el odium fidei.

San Alejandro en Ottobeuren

San Alejandro en Ottobeuren

Pregunta: Querida Ana, cuando esté de vuelta quiero ir con un amigo a visitar a nuestro Santo (nos llamamos los dos Alex) en el convento de Ottobeuren. Allí hay un corposanto que supuestamente es San Alejandro de Roma (el Mártir). Me gustaría saber si tiene algo de veracidad o no. Solamente es por curiosidad, para mi sigue siendo mi Santo. Suecia

Respuesta: Sabes que cuando se trata de mártires femeninas me tiro al toro sin miedo, porque le he echado bastantes horas al tema... pero cuando hablamos de varones prefiero ir sobre seguro antes que decirte cualquier cosa. He consultado con Antonio Barrero, que además de ser muy bueno en el tema de las reliquias es amigo del abad de Ottobeuren, el padre Paulus Weigelen, y está muy familiarizado con esos cuerpos. Me ha confirmado lo que ya esperaba oír, que es lo siguiente:

Todos los cuerpos que hay en la abadía benedictina de Ottobeuren (Alemania) son mártires de las catacumbas, extraídos de los cementerios de Roma. Hay más de veinte, unos expuestos como Alejandro (en la imagen), otros ocultos en urnas. No se corresponden con ningún santo del calendario, y por tanto con ningún San Alejandro que conozcamos. Y además no hay uno sino dos Alejandros en Ottobeuren, así como hay dos Benedictos, lo que hace pensar que los nombres no son los auténticos, sino que les fueron puestos en honor a los papas que en ese momento ocuparían la Santa Sede.

Él opina, y yo estoy de acuerdo, que si queréis que sea vuestro santo patrón está muy bien, pero que el santo mártir Alejandro más antiguo es San Alejandro de Bérgamo y no está en la abadía de Ottobeuren. A ése sí que lo conozco yo más porque su cadáver lo recogieron las hermanas Grata y Asteria, que después fueron martirizadas por ello (tiene tela, el asunto de Santa Grata de Bérgamo… algún día le dedicaré un artículo).

Pues nada, espero haberte ayudado. Y si no te importa usaré esta miniconsulta para mandarla al blog de Ramón y así mucha más gente se beneficiará de la respuesta.

Meldelen

Al querido Antonio Barrero, nuestro Lipsanotecario Mayor, mil gracias...

Santa Irene, en Catignano

Santa Irene, en Catignano

Recientemente he recibido una estampa de Ippazio Mastria, contacto italiano a quien le debo una buena parte de mi colección, que representaba a una Santa Irene, virgen y mártir, venerada en Catignano (Pescara, Italia), a la que todas las webs de Santos donde la he visto identificaban con la mártir de Tesalónica. Sin embargo mis dudas tenía, por la ausencia de los atributos usuales en esta Santa, y hoy he podido por fin dilucidar la cuestión: la Santa Irene que se venera en Catignano es una mártir de las catacumbas.

 

Nada más entrar a la iglesia de Santa María de Catignano, a la derecha, está la capilla bajo cuyo altar de mármol, en una urna dorada, se exponen a la veneración de los fieles los restos mortales de Santa Irene. En 1802, cuando el papa Pío VII dio orden de sacar los cuerpos de las catacumbas de Priscila (Via Salaria, Roma), uno de éstos fue el de ella, que el 4 de octubre de 1834 fue donado por el cardenal Dom Placido Zurla, Vicario General de Su santidad, al padre Enrico, capuchino de Catignano, con las debidas credenciales y autorización para su veneración pública. En 1847 el cuerpo de la mártir fue transportado al convento de Catignano por orden del padre Giuseppe de Catignano, Ministro Provincial. El traslado se hizo por tren hasta Cittaducale y de ésta a Catignano a hombros de los devotos.

 

Como es obvio, se desconocen los datos precisos del nacimiento y época de la muerte de la Santa. Se supone que sufrió el martirio entre el siglo III y el IV de nuestra era, ya que el cementerio de Priscila acogió multitud de cuerpos durante esta época, la de las persecuciones de Diocleciano y Galerio. La certeza del martirio queda demostrada con el vaso de sangre que fue hallado a sus pies cuando se abrió el lóculo. Su nombre –IRENE- estaba grabado en la tabla marmórea que cerraba el sepulcro. Actualmente se exhibe en la misma capilla. Del examen de los huesos se ha concluido que murió violentamente siendo muy joven todavía. El pueblo de Catignano le celebra unas fiestas propias el 5 de abril.

Fuente (enlace en italiano): http://www.abruzzovacanze.net/

 

Meldelen

El misterio de Santa Rubinetra

El misterio de Santa Rubinetra

(Esta consulta se desarrolló en forma de diálogo, en el que aportaron sus ideas varias personas y más o menos se llegó a una conclusión con la ayuda de todos. El punto de partida es el relieve en la fotografía, perteneciente al exconvento de Enseñanza Antigua, centro histórico de México D.F).

Pregunta: No conozco a esta Santa. ¿Es una compañera de Santa Úrsula? ¿Una mártir de las catacumbas? ¿CPO alude a “cuerpo”? (España)

Respuesta: Yo pensaba que tú nos ibas a sacar de dudas Meldelen, eres quien sabe todo de las mártires. No tengo la menor idea quien es esta santa, trataré de investigar en la iglesia para saber quien es, y creo que Cpo. es cuerpo, pero el retablo está muy chico y no se ve que haya algún espacio para un cuerpo o restos. (México)

Respuesta: Igual es que solo han metido un trozo de la Santa... pues yo tampoco lo se y eso que me conozco muchas. Pero esta Santa no la había oido en mi vida... ni como compañera de Santa Úrsula... pienso que lo mas probable es que sea una Santa de las catacumbas.
La estatua es realmente bella...es la misma Santa que el torso de abajo? Mientras la una tiene vestimenta mas humilde y una especie de saco (¿limosnas?) en la mano, aparece la otra coronada con flores... pienso que son dos Santas diferentes, pero solo lo puedo decir examinando el tipo de representación. (Suecia)

Respuesta: Antonio Barrero me ha pasado un archivo que resuelve en parte la solución a este enigma. Es un retablo relicario, lo que significa que contiene diversos cuerpos cubiertos por tapas decoradas. En este sentido, es casi seguro que Santa Rubinetra es una mártir de las catacumbas. La de arriba es otra Santa, concretamente Santa Reparata, por la paloma en la mano, y no lleva huesos adjuntos. Cito el texto para vuestra informacion:

"En la iglesia del ex convento de la Enseñanza la Antigua en la ciudad de México, existe un retablo dedicado a la Inmaculada Concepción, cuya traza está pensada en función de las reliquias. (...) En el entablamento que separa el cuerpo y el remate hay dos medias tallas de San Rufo y Santa Rubinetra, que funciona como dos cubiertas, que al retirarse muestran los restos de dichos santos. En el remate hay tres esculturas correspondientes a Santa Eufemia, San Gualberto y Santa Reparata."

No especifica el origen de los huesos, pero dado que no existe ninguna Santa Rubinetra documentada en los compendios, debe ser un corposanto. (España)

Conclusiones finales: no hay más información de la tal Santa Rubinetra en la red, fuera del artículo citado. Podría ser un corposanto pero podría no serlo, ya que San Rufo de Tasela, vecino en el mismo retablo, con ser “de Tasela” ya está dando un origen geográfico, lo cual no suele darse en los mártires de las catacumbas.

(La imagen de Santa Reparata con la paloma está justo arriba de la plaza de Santa Rubinetra, la he recortado porque es ésta última el centro de la cuestión. Para ver la foto original y la conversación completa dirigirse a: http://www.flickr.com/photos/39094427@N03/4280286461/in/pool-1060530@N23).

Meldelen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Santa Inocencia en Guadalajara, precisiones

Santa Inocencia en Guadalajara, precisiones

ESTE BLOG SE REDIRIGIRÁ EN 10 SEGUNDOS A: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

Si este tema sigue interesándote, puedes hacerme una consulta a consultasantoral@gmail.com

De un e-mail que recibo sobre Inocencia en Guadalajara, de la que ya se publicó un artículo:

Únicamente me gustaría hacer la precisión de la INFORMACIÓN que se tiene a un lado de la urna: Es una mártir cuyos restos fueron encontrados en las catacumbas de Santa Ciriaca y data dentro de los tres primeros siglos del Cristianismo, fue traida a México por instancias de un canónigo llamado Vicente Flores Alatorre en 1786, al convento de Santa Mónica. Por las diversas guerras que ha pasado el país, y sobre todo, la llamada guerra cristera, estas reliquias insignes pasaron por el Templo de nuestra Señora de los Dolores y por último a la Catedral de Guadalajara, en un año de la primera mitad del siglo XX que no he precisado.
 
La imagen es de cera, yacente, algo maltradada como se ve en la foto, y como dice en la urna: Reliquias de santa Inocencia, entre paréntesis: manos y sangre, o sea, que no es ni el cuerpo completo. Tiene un jarroncito de barro con la leyenda "vas sanguinis", que como tú sabes es la tradicional redoma con que los primeros cristianos signaban el martirio de un fiel sacrificado por su fe. Esa es la sangre que refiere Meldelen. Si tiene figurados los pies y las uñas estan bien detalladas, por ha de ser la leyenda de que le crecen. Los huesos de las manos están dentro de unos guantes metálicos de tipo malla, se pueden observan con claridad cada hueso: falange, falangin, falangeta.
 
La visten con un traje blanco como de primera comunión, yo pienso que para estar acorde al pasaje del libro del Apocalipsis que dice: "esos vestidos de blanco son los que han pasado por la gran tribulación..."
 
Por último, te comparto que tiene muchos devotos en la ciudad, su fiesta tengo entendido se celebra el segundo domingo de noviembre o anterior al 14 del mismo mes, aunque para ser sincero, yo nunca he visto que se haga una celebración liturgica. Espero que esta colaboración sea útil para tu blog.

Humberto Haro

Creo que Inocencia es un caso atípico, en esto de los corposantos son normales las confusiones, los enredos... pero cuando no hay información alguna o se da una equivocada, pero este no es el caso. La urna dice claramente de donde salió el cuerpo, de que época es y que no es incorrupta. ¿Es que no leen? ¿Leen e interpretan lo que quieren? Además, al parecer hay cierto sincretismo con dejar figuras suyas en los cementerios, no sé bien, tal vez alguien me ayude en esto. Me llama la atención cuanta gente... "inocente" hay.

Ramón

ESTE BLOG SE REDIRIGIRÁ EN 10 SEGUNDOS A: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/

Si este tema sigue interesándote, puedes hacerme una consulta a consultasantoral@gmail.com

Santa Jucundia no se ahogó

Santa Jucundia no se ahogó

Pregunta: ¿Sufrió ella siendo ahogada en el mar? Filipinas

Respuesta: Qué cosa tan rara me preguntas, no sé dónde puedes haber oído eso. Santa Jucundia, cuyo cuerpo se venera en Rimella (Italia), es una mártir de las catacumbas. Su cuerpo fue hallado en la catacumba de Santa Ciríaca (Campo Verano, Roma) y fue trasladado a Rimella por intervención de Giuseppe Antonio Molino, quien había tramitado la traslación con monseñor Giuseppe Maria Luini, obispo de Pesaro. Los restos pasaron de Roma a Novara y fueron depositados en una capilla de la iglesia de los Capuchinos, donde el padre Illuminato da Novara los limpió y dispuso en una urna. Luego sería trasladado hasta su ubicación actual en junio de 1790. En 1842 se procedió a limpiar el esqueleto de nuevo y el cráneo fue enviado a Milán para ser recubierto de cera y así favorecer su conservación. Hay presencia de una ampolla con su sangre que prueba su martirio, pero no se expone en la urna, sino que está en el oratorio de Roncaccio Superiore, de donde era oriundo el donante de las reliquias.

Tratándose de una mártir de las catacumbas, es obvio que no fue ahogada en el mar, primero, porque el cuerpo se hubiera perdido entre las olas, a menos que se hubiese puesto esfuerzo en recuperarlo; y segundo, porque el vaso con sangre vertida indica claramente su muerte por degollamiento o decapitación. Por lo tanto, no, no fue ahogada en el mar.

Es importante no confundir a esta Santa Jucundia con la única Jucundia que viene mencionada en el Martirologio, y que se venera en Reggio Emilia. Ésta es una mártir distinta, de la cual nada puede saberse aparte del nombre y de la evidencia del martirio. Goza de gran devoción popular en Rimella y se le atribuyen muchos milagros. Se la celebra siempre el primer domingo de agosto, aunque es una fiesta joven que no tiene más de 25 años, pero con grandísima participación: en la procesión de 2001 se contaron más de ochocientas personas.

Termino con la oración que viene al reverso de la estampa cuya imagen adjunto al artículo, que es cortesía de Adolfo Blanco:

“Oh Señor, que te complaces en la veneración tributada a tus mártires, concédenos que, por los méritos e intercesión de Santa Jucundia, de quien te fueron gratas la vida y la muerte gloriosa, podamos merecer las gracias temporales y espirituales necesarias para conseguir la eterna beatitud. Amén”.

Meldelen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Santa Justina en Cappadocia

Santa Justina en Cappadocia

Pregunta: ¿Por qué murió ella? Filipinas

Respuesta: Imagino que querrás decir en qué circunstancias tuvo lugar su muerte, porque morir, morimos todos, porque no somos inmortales. La verdad es que no lo sabemos y creo que nunca lo sabremos. Ésta que ves es Santa Justina, mártir de las catacumbas, y eso significa que es el cuerpo de una cristiana extraída de un cementerio romano que, por la botella de sangre adjunta que puedes ver en la imagen, tenía evidencia de martirio. Nada más puede saberse, salvo que el esqueleto pertenece a una niña de trece años. Es muy importante no confundirla con ninguna otra Santa Justina, ni las dos célebres mártires del calendario, ni ninguna de las otras mártires de las catacumbas que llevan el mismo nombre.

El cuerpo de Santa Justina se venera en el convento de las Trinitarias de Cappadocia (L’Aquila, Italia), junto a la iglesia de Santa Margarita. Está allí desde el año 1825, probablemente cuando fue extraída de las catacumbas (concretamente, de las de Santa Ciríaca, en el Campo Verano de Roma) y corresponde a la Madre Felicia, la hermana co-fundadora del convento, el mérito de haber solicitado repetidamente estos sagrados restos hasta haberlos obtenido para el convento. Desde entonces ha sido visitada devotamente por muchos peregrinos y actualmente las hermanas Trinitarias siguen mostrando amablemente los restos de la mártir a cualquiera que llame a su puerta pidiéndolo (lo cual se agradece, ya que no todos lo hacen).

No cabe olvidar que lo que se está contemplando es una figura de cera y no un cuerpo incorrupto. El rostro, manos y pies, son de cera, pero lo que hay bajo el vestido es el esqueleto completo de la mártir.

Para más información, ver enlace en italiano: http://www.cappadociaweb.it/santagiustina.htm

(Aquí hay un pequeño relato de una chica asesinada por su propio padre, pero no merece el menor crédito. Lo único fiable es el texto que aporta la auténtica, es decir, lo que tenemos resumido en el artículo).

Y dado que la imagen que ha suscitado la pregunta es una estampa que tengo por cortesía de Adolfo Blanco, reproduzco la oración que lleva al reverso para los interesados en devociones particulares:

“Oh Santa Justina, que confortada por la divina gracia, con sólo 13 años no dudaste en derramar la sangre y sacrificar la propia vida en defensa de la Fe, ven y vuelve tu mirada sobre la miserable humanidad tan desviada del sentimiento de la eterna salvación. Enséñanos a todos, especialmente a la juventud, con cuánto coraje y con cuánta presteza se debe posponer todo al amor de Jesús antes que ofenderlo y manchar la propia alma con el pecado.
Obténnos, pues, del Señor, la victoria en las tentaciones, el consuelo en los dolores de la vida presenta y la gracia que postrados te pedimos (….) y haz que un día podamos gozar, junto a ti, de la gloria imperecedera del Cielo. Así sea.”

(Se conceden 100 días de indulgencia a quien recite devotamente la presente plegaria).

Meldelen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres