Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Santas Diaconisas

Santas Diaconisas

Como complemento al artículo anterior sobre los santos diáconos, paso a las santas diaconisas, con una reflexión y algunos puntos para comprender el diaconado femenino, que tantas ampollas levanta en algunos, muchas veces por no comprender la naturaleza de este ministerio y unirlo a corrientes ideológicas que no tienen que ver con la vida espiritual y pastoral de la Iglesia. Primero las santas diaconisas (algunas, que son muchas) , luego algunos puntos aclaratorios y luego una reflexión, abierta, como siempre, que nunca digo que haya que tragarse como venido del cielo lo que escribo aquí:

I. Santas Diaconisas:

Santa Apolonia de Alejandría. 9 de febrero.
Santa Domenica de Alejandría. 8 de enero.
Santa Febes de Corinto. 3 de septiembre.
Santa Gorgonia de Nazianzo. 23 de febrero.
Santa Irene de Constantinopla. 28 de julio.
Santa Junia de Roma. 17 de mayo
Santa Justina. 2 de octubre.
Santa Macrina de Ponto, hermana de San Basilio y San Gregorio de Nisa. 19 de julio.
Santa Melania de Roma. 31 diciembre.
Santa Nona, mujer de San Gregorio Nacianceno. 5 agosto
Santa Olimpia de Constantinopla. 17 de diciembre. (en la imagen)
Santa Platónica. 6 de abril.
Santa Poplia de Antioquía “la confesora”. 9 de octubre
Santa Priscila.13 de febrero.
Santa Rosalina de Villenueve, cartuja. 20 de octubre. 1
Santa Susana. 15 de diciembre.
Santa Tatiana. 12 de enero.
Santa Theosebia, mujer de  San Gregorio de Nisa. 10 de enero.
Santa Trifena de Roma. 14 abril.
Santa Xenia de Isola. 24 de enero.
Santas Siete diaconisas mártires de Persia. 16 de mayo.

II: Algunos puntos aclaratorios sobre las diaconisas:

1. Tenían en la Iglesia un ministerio auxiliar, sobre todo en algunos sacramentos, no celebrándolos, pero si colaborando en ellos.

2. Entre sus funciones estaban:
    a) cuidar los enfermos y visitar a las mujeres enfermas.
    b) Velar por la acogida a las puertas de los templos y el comportamiento dentro de ellos.
    c) Preparar a las mujeres para recibir el Bautismo y en este, desvestirlas, ayudarlas en la inmersión, ungirlas y vestirlas.
    d) En la Iglesia de Siria servían al altar, preparando los panes y vasos de la celebración.

3. Aunque en el Concilio de Nicea se deja claro que no pertenecían al estado clerical, sino que eran seglares, en el siglo IV tenían su propio rito de consagración, con imposición de manos. Y más tarde se añadiría la imposición de la estola y la entrega del cáliz, como a los diáconos. Esta consagración no implicaba un sacramento propiamente dicho

4. La Didascalia (doctrina de los apóstoles) determina que tenían que tener entre 50 y 60 años.

5. Su declive fue, sobre todo, por la continua desaparición del bautismo de adultos, que era donde ejercían plenamente, y también, por el auge de la vida monástica, que incluso hace perder influencia a las vírgenes consagradas sin ser religiosas. También, todo sea dicho, el interés de los obispos en alejar a la mujer de todo cargo o responsabilidad eclesial, la conciencia del celibato sacerdotal, etc. Pero no se puede decir que fueron tajantemente prohibidas, sino que gradualmente fueron perdiendo relevancia.

6. En el siglo XIII aún quedaban algunas en Constantinopla, pero como una especie de reconocimiento honorífico, sin cargo o responsabilidad alguna, mientras que antes recibían una consagración.

7. En Occidente sí que fueron prohibidas en el siglo V, pero no desaparecieron hasta el siglo XIV, donde ya esta diaconía estaba unida muchas veces a la consagración de las abadesas, algunas de las cuales fueron mitradas, usaban estola y báculo y tenían jurisdicción episcopal.

8. La reforma protestante las reviviría como complemento caritativo y misionero de los presbíteros y  pastores. En la Iglesia Católica estas funciones están plenamente desarrolladas por las religiosas y seglares con votos o sin ellos.

III. Una reflexión:

A menudo se achaca a San Pablo el ser “anti-mujer”, basándose en una indicación del apóstol sobre la oportunidad de que la mujer hable en público:

"Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta a su cabeza. Y toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta a su cabeza" 1 Corintios 11, 4-5.

Al parecer no caemos en la cuenta que dicha prohibición tiene un carácter social, cultural, tradicional, machista si se quiere, pero no es un problema religioso, no es una indicación teológica, de hecho no se dice que la profecía de ella sea falsa, ni inapropiada. La prueba la da el mismo apóstol en sus cartas:

“(…) Evodia y a Síntique (…) lucharon a mi lado en la predicación del mensaje de Dios..., sus nombres  ya están escritos en el Libro de la Vida”
. Filipenses 4, 2-3

Os recomiendo además nuestra hermana Febes, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea.”  Romanos 16, 1

Saludad a Trifena y a Trifosa, las cuales trabajan en el Señor. Saludad a la amada Pérsida, la cual ha trabajado mucho en el Señor.”  Romanos 16, 12.

Si consideramos el mundo judío donde se desarrolla la Iglesia de San Pablo, y la importancia de la mujer en la sinagoga (o sea, ninguna) sorprende ver a estas mujeres “diaconisas, trabajando para el Señor, inscritas en el libro de la Vida…”. Ellas participan activamente en la vida eclesial, no como los presbíteros ni obispos, sino de manera diferente, no menos digna ni menos santificante. Otra cosa son los siglos posteriores, con actitudes, prohibiciones y actitudes reprochables, pero siempre inmersas en el mundo de cada época.


1 Hace poco vi en una exposición de arte sacro un grabado de Rosalina de Villenueve ataviada con estola (no al modo diaconal), y manípulo, ornamentos para decir misa; y conocidas son las representaciones de Santa Gertrudis de Nivelle con casulla y estola sacerdotal. Tengo que investigar más sobre este tema de los ornamentos, parece ser muy interesante.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Rolly -

Quiero saber la historia de Santa Febes y si las señoras que dan en las misas las hostias igual que el padre acaso no son diaconisas??? o aquellas que solo leen la liturgia de la palabra cuando no hay sacerdote en el pueblo??? siempre pense que eran diaconisas.

Meldelen -

He dicho "fuese mártires"?? Por favor... quería decir "fuesen diaconisas"... madre mia como andamos hoy...

Meldelen -

Me ha gustado mucho este artículo, aunque he de decir que no sabía que Irene de Constantinopla y Justina fuesen mártires. En cambio, sí he visto que Martina de Roma lo era -o eso se afirma en algunas versiones-, pero no la has incluido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres