Blogia
Tus preguntas sobre los Santos

Santa Apolonia según Joan Amades

Santa Apolonia según Joan Amades

En las tradiciones locales  sobre los santos no encontramos a veces con cuentos populares y relatos orales curiosos que reflejan cómo, a fin de cuentas, la mayoría de lo que sabemos sobre los santos de la antigüedad son construcciones orales muy posteriores a la existencia de ellos, fruto de la fantasía de los devotos, y que dicen realmente muy poco o nada sobre tales personas en cuestión.

Especialmente llamativo es el caso de Santa Apolonia, virgen y mártir (9 de febrero) en la tradición hagiográfica catalana. Joan Amades, en su obra Costumari català: el curs de l’any (Barcelona Salvat, 1950, vol. 1, pp. 744-745) nos relata una versión de la vida de la mártir alejandrina que es tan infundada como disparatada, además de muy cuestionable hoy en día.

Tal relato dice que Apolonia nació en Barcelona (España) y que estaba casada con un hombre de mal genio, cabezota y furioso, que nunca estaba satisfecho con nada de lo que hacía y le pegaba constantemente. Cansada de aquella vida miserable, se hizo monja dominica. Pasado un tiempo, se le apareció Jesucristo cargado con una inmensa cruz que arrastraba trabajosamente. Tras tres días de repetida visión, Apolonia quiso ofrecerle su ayuda, pero Jesús respondió: “Apolonia, Apolonia, ¿cómo quieres ayudarme a llevar mi cruz si no puedes llevar la tuya?” Con estas palabras entendió que debía volver a casa y asumir estoicamente el sufrimiento que le había tocado. Allí, según Amades, “su marido, cuando la vio, sin decirle palabra le arreó un par de bofetadas tan fuertes que le saltó todas las muelas y todos los dientes de la boca”.

Con este relato, cargado de una atroz misoginia, típica de la época medieval, explicaban los lugareños el patronazgo de Santa Apolonia sobre los dolores de muelas. Naturalmente esta barbaridad no tiene que ver con la mártir auténtica, que vivió en el siglo III de nuestra era y fue martirizada en Alejandría de Egipto, y cuyo relato verídico conocemos por una carta del obispo local, Dionisio. Pero si parece un disparate inventar estas historias sobre santos populares bastante conocidos, el ejemplo sirve para pensar cuántas de las historias y relatos que conocemos de los santos no tendrán un origen tan simple y arbitrario como ésta, y hasta qué punto podemos decir que sabemos algo de los santos de esas épocas tan tempranas. Valdría la pena hacer una reflexión sobre ello, especialmente recomendada para aquellos que se escandalizan tan fácilmente con visiones críticas y realistas sobre leyendas tardías e infundadas, que ellos creen intocables simplemente porque son “de toda la vida”.

Se podría decir mucho más de este tema, especialmente haciendo hincapié en la tendencia en muchas zonas a apropiarse de un santo haciéndolo nativo de la región, pero de momento lo dejaremos aquí. Gracias a Joan Arimany Juventeny, administrador de La Devocioteca (http://devocioteca.blogspot.com/) por permitirme usar la información de Amades.

Para más información sobre Santa Apolonia –la de verdad- consultar esta sección: http://preguntasantoral.blogia.com/temas/santa-apolonia.php


Meldelen

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

maruxela -

UF! menos mal.Una mujer menos de padecimiento.Gracias por su amable respuesta.

EL AUTOR DEL BLOG -

historia "segun usted, ficticia" no, es que es ficticia. Una cosa es que miles de mujeres y unos cuantos hombres padezcan este tipo de cosas y otra muy distinta es que haya sido Apolonia que ni era catalana, ni mucho menos dominica aunque sea de deseo. Esto es lo único que interesa del relato: una trola a partir de un personaje real.

Maruxela -

Jesús respondió: “Apolonia, Apolonia, ¿cómo quieres ayudarme a llevar mi cruz si no puedes llevar la tuya?”Abel,no tendrá nada que ver , pero usted lo menciona, a no ser que Jesús y Dios sean diferentes...y en ese caso si sería cierto, que no viniese a cuento la cosa.Pilotes, pilotes, las únicas que toco, son las de tenis.
Luego hay un comentario por ahi, que dice "Dios no existe" y otro que da una pequeña explicación.No creo que hayamos dicho nada que no se pueda rebatir con tranquilidad y sin desquiciarse.Amigos para siempre y amemonos todos

ABEL -

Bueno....
Por partes,aunque me parece una barbaridad este relato de Santa Apolonia,lo que no se puede hacer es que desaparezca como por arte de magia este relato que cuentan en dicha parte de Cataluña desde ve a saber cuando.
Si es la historia que tienen de ella pues me parece muy bien,seguro que saben de la existencia de la "otra" vida de Santa Apolonia y si no lo saben,no hay que perder el tiempo intentando contarles de la historia mas fidedigna pues no la creeran....
Desde luego,el final de este relato,mas machista,sumiso y esperpentico no podria ser.
Pensandolo bien no creo que tenga mas de 150 años de existencia tal relato.
Por otra parte no se que tiene que ver Dios para que se lo mencione en este articulo ni con los males del mundo,ganas de tocar les "pilotetes",jejeje.

Maruxela -

Meldelen,¿No dicen que Dios lo sabe todo? Pues eso...Dios le contestó de esa manera, en vista del calvario de marido que tenía la Apolonia,(según usted historia)"ficticia",Aunque podiamos acoplar éste relato a la realidad. No tiene nada de extraño lo que has publicasdo de ésta Santa-Mártir. Muchas mujeres viven con tipos de éste calibre

Meldelen -

Por fortuna, el relato que presento de Santa Apolonia es más falso que un billete de 7 euros. ¿Y cómo dices que Dios le contestó muy bien? A mí me contesta eso y me hago budista. Que se vaya él a casa a aguantar a ese hijo de mala madre.

En cuanto al amigo ateo... no ha vuelto. Qué lástima. Con un poco de suerte igual me ha hecho caso y se está documentando. Entonces podremos hablar en serio.

Maruxela -

¡¡Jolines! No me gustaría estar en la piel de Santa Apolonia. Menudo marido más bruto. Saltarle las muelas y los dientes de la boca, de un tortazo y a traición (sin avisar); ya tiene delito Me conmueve la parte que explicas: quiso ayudar a Jesús a llevar la cruz. Que buena mujer, pues menuda cruz de marido tenía en su casa. Dios le contestó muy bien Apolonia, Apolonia, ¿cómo quieres ayudarme a llevar mi cruz si no puedes llevar la tuya?”
Ramón, lo que diré a continuación, nada tiene que ver con Apolonia .He leído un comentario, y dice “Dios, no existe”. Bueno, personalmente pienso que todo es cuestión de mitologías. Cada pueblo tiene la suya: griega, escandinava, islámica, polinesia y decenas más: Cada una, con sus dioses, batallas, héroes .El pueblo judío, no es ninguna excepción .Las leyendas acopiadas en la Biblia son una saga más, la fundada hace miles años, por una población de oriente próximo. Cada pueblo, creerá el dios que mande en su mitología, al que quiera, al que le inculcaron etc.En la mitología griega, en el origen solo existía el Caos, de ahí surgió Gea (la Tierra).En la mitología, judía y cristiana, Dios crea el universo en seis días .Utilizando barro, crea al primer hombre y de una costilla suya, crea una mujer. La descendencia de ésta pareja poblará la tierra .Dios se arrepiente y manda un diluvio, del que solo se salva Noe y su familia .Los hijos de Noe y descendencia, se reparten por todo el mundo y de ahí, procedemos todos los seres humanos .La mitología judía y cristiana, también incluye, reyes, héroes, personajes mitológicos: David, Abraham, Moisés .Se narran aventuras de fenómenos sobrenaturales como el éxodo desde Egipto, acontecimientos mágicos, como los milagros de Jesús, grandes batallas en las que dios ayudaba al vencedor, como Jericó, y seres fantásticos como ángeles, demonios y gigantes (Génesis 6:4; Números 13:33; Sabiduría 14:6; Eclesiástico 16:7, Baruc 3:26).
Ya no me enrollo más

EL AUTOR DEL BLOG -

Además de que en ningun sitio dice la Biblia de que el hombre fue el primero en ser creado. Es una lastima, porque que lo que podria ser un debate interesante (aunque no aquí), se basa en semejante error escriturístico.

Por otro lado es interesante, como los cristianos permanecen firmes a pesar de las catástrofes y los "ateos" se reproducen junto a estas. Eso lo llamo yo un argumento ciscunstancial. Entonces ¿si no hubiera catástrofes, Dios si existiría?

Meldelen -

¿Y esto qué tiene que ver con Santa Apolonia? Pregunto yo.
Por cierto, nosotros también somos homínidos, no los homínidos son una especie aparte de nosotros.
Además, no veo la relación entre la extinción de los dinosaurios y la existencia de Dios. Si usas la partícula "ergo" debes hacerlo con una relación de causa-consecuencia o al menos de implicación si es que has estudiado a Descartes). Y lo dicho: no veo la relación de una cosa con otra.

Conclusión: Antes de hacer una crítica de este estilo docúmentate un poquito, por favor. Ésa es la verdad, por mucho que duela.

VMR -

Todo esto es muy bonito pero... dios no existe. Es algo que debeis asumir. Dios no mueve un dedo por nadie, no evito lo de Haiti, no acaba con la corrupcion politica, no hace nada. Y si nos creo a nosotros; ¿cuando creo a los dinosaurios, hominidos y demas especies? Nosotros fuimos los primeros en ser creados y resulta que los fosiles de dinosaurios son mas antiguos que nosotros, entonces murieron antes que nosotros ergo dios no existe. Esa es la verdad por mucho que duela.

André -

Y no nada más sucede con los santos eso de que les cambian las historias o leyendas, igual con advocaciones marianas y en varios canales televisivos religiosos eh escuchado cada cosa, en un pueblo donde veneran a Nstra Señora de la Medalla Milagrosa, la gente decia la mayoria de los del pueblo que la Virgen se le aparecio a Santa Catalina Labure para que fundara la orden de las vicentinas para que ayuidaran a los niños pobres, en otro programa entrevistaban a una religiosa que vivia en Chiquinquirá en Colombia y le preguntaron cual era la leyenda de la Virgen y decia la religiosa que ahi en chiquinquierá se habia aparecido a no se quien, y en un pueblo cercano a mi ciudad, en la parroquia hay una imagen de la Divina Infantita o Inmaculada Infantita y muchos dicen que es la hermanita del niño Jesús, en una capilla de San Jeronimo la gente dice que San Jeronimo era hermano de San Pedro y bueno ese tipo de cosas que Dios sabe de donde las sacaran.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres